El instructor del caso Guardería cita a declarar a la consejera de Medio Ambiente de la Región de Murcia

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia, instructor del denominado caso Guardería, Enrique Quiñonero, inicia las Diligencias Previas 1/2017 para averiguar si hubo un presunto delito de prevaricación administrativa en el traslado y posterior demolición de la Escuela Infantil del barrio de La Paz de Murcia. Todo ello, después de que la Sala Civil y Penal se declarara competente en este caso respecto a Adela Martínez-Cachá, por su condición de aforada.

La Sala fundamentaba que, dado que los hechos investigados como presuntamente delictivos se concretan en los acuerdos de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia de julio y octubre de 2007, la prosecución de las actuaciones respecto de la aforada “resulta inescindible del resto de la instrucción practicada hasta la fecha” por el Juzgado de Instrucción número 1 de Murcia en las Diligencias Previas 5042/2011.

El instructor, en un auto notificado hoy, señala el próximo 24 de febrero, para que tenga lugar la declaración en calidad de investigada de Adela Martínez-Cachá.