El Gobierno regional analiza con Cruz Roja el desarrollo del Plan Regional contra la Pobreza Energética, que ha concedido 4.805 ayudas en ocho meses

Consejería de Bienestar Social

La colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha con el comité autonómico de Cruz Roja Española ha permitido llevar a cabo por segundo año el Plan Regional contra la Pobreza Energética, que entre enero y agosto ha concedido 4.805 ayudas, ha paralizado 360 cortes de suministro y ha repuesto el servicio en 36 casos. 
 
En la reunión se ha analizado igualmente la importancia de la convocatoria de subvenciones para programas de interés general con cargo al IRPF, que es fundamental para el mantenimiento de programas de Cruz Roja en la región, ya que tiene 36.763 usuarios, 194 trabajadores y 3.668 voluntarios.