); ga('send', 'pageview');

El Consejo de Administración de ESMASA se reúne mañana en un nuevo intento de otorgar los poderes a la presidenta

El Consejo de Administración de ESMASA se reúne mañana en un nuevo intento de otorgar los poderes a la presidenta

El Consejo de Administración de la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón S.A.U (ESMASA) celebra mañana una reunión crucial en la que se volverá a votar si se otorgan poderes a la presidenta, la tercera Teniente de Alcalde y responsable de Presidencia, Seguridad y Emergencias, Ana Gómez, para poder gestionar la empresa. Desde su nombramiento, en los sucesivos consejos de administración celebrados, los consejeros de PSOE, Izquierda Unida, Ganar Alcorcón y Ciudadanos, se han negado a otorgar los poderes –los mismos que ostentaba el anterior presidente- abocando a la empresa a una situación de bloqueo insostenible que ha llevado a ESMASA a una situación límite.

El pasado 22 de noviembre, el Consejo de Administración no aprobó, gracias a los votos de PSOE, IU; Ganar Alcorcón y Ciudadanos que la nueva presidenta pudiera ejercer su labor, al negarse la oposición en bloque a reconocerle los poderes. Ante esta situación, en la Junta General celebrada el 11 de diciembre, el propio alcalde instó a los representantes de la oposición a que presentaran un documento con las labores y los poderes que querían otorgar al presidente de la empresa, documento que ninguno de los partidos de la oposición ha presentado hasta la fecha.

Para paliar esta situación de parálisis en que está sumida Esmasa, el Consejo de Administración del 20 de diciembre propuso otorgar al gerente de la empresa, Juan Carlos Martín, poderes exclusivamente de gestión del día a día, lo que también fue rechazado por PSOE, IUCM-LV, Ganar y Ciudadanos, abocando a la empresa a paralizar su actividad económica, laboral y de gestión. Esto ha traído como consecuencia que los días de mayor acumulación de basuras, como son las fechas navideñas, no se haya podido reforzar el servicio nocturno de recogida de residuos, “un servicio esencial para mantener la ciudad limpia”, según los propios representantes de los trabajadores, con el consiguiente menoscabo de los derechos de los vecinos.

Tampoco las nuevas máquinas barredoras recién adquiridas, con una inversión de 792.247,50 euros, han podido entrar en funcionamiento, por falta de poderes de representación, que ha hecho imposible su matriculación.

  

 

  • Alcorcon
  • gestión publica
  • limpieza
  • ayuntamiento
  • Esmasa

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *