); ga('send', 'pageview');

El nuevo equipo de Hemodinámica del Hospital Universitario Cruces permitirá llevar a cabo 1.800 intervenciones anuales con la tecnología más avanzada en cardiología

  •  El consejero de Salud Jon Darpón ha visitado esta mañana la nueva sala que ha sido dotada con un equipamiento y software de última generación tras una inversión de 1 millón de euros.
  •  Se trata de un equipo de radiodiagnóstico que adquiere imágenes de muy alta calidad con la dosis de radiación más baja posible en la actualidad.
  •  El Departamento de Salud y Osakidetza continúan con la renovación progresiva de material tecnológico para mejorar los resultados en salud de la sociedad vasca.

 

El consejero de Salud, Jon Darpón, ha visitado esta mañana la nueva sala de Hemodinámica del Hospital Universitario Cruces. Esta visita ha contado también con la presencia del Director General de Osakidetza, Juan Luis Diego, y del Director Gerente de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces, Santiago Rabanal.

Con la nueva sala de Hemodinámica, que entrará en servicio en enero del 2019 sustituyendo a un equipamiento anterior, el hospital dispondrá a pleno rendimiento de un nuevo equipo de última generación y alta gama para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, con los últimos avances incorporados.   

Se trata de un equipo de radiodiagnóstico que adquiere imágenes de muy alta calidad con la dosis de radiación más baja posible en la actualidad; lo cual, claramente, repercute en la seguridad de  los y las pacientes, en especial de los más pequeños que reciben tratamiento de sus cardiopatías congénitas. En este sentido, el Consejero Jon Darpón ha recordado que se trata de una mejora importante ya que en la Sección de Hemodinámica del Hospital Universitario Cruces se tratan desde neonatos, incluidos prematuros de bajo peso, hasta pacientes nonagenarios

La Sección de Hemodinámica dispondrá, además, de un nuevo equipo de Ecocardiografía de última generación, para realizar el control y la monitorización de los procedimientos, con adquisición de imágenes tridimensionales (3D) en tiempo real, y la posibilidad de fusión de esas imágenes  con las obtenidas por el equipo de radiodiagnóstico, que también repercutirá en menor duración, menor radiación y, por supuesto, mucha más seguridad para nuestros pacientes.

En su visita, el Consejero de Salud, Jon Darpón, ha destacado “la apuesta firme de la sanidad pública vasca por una atención sanitaria de calidad y por la renovación de equipamiento e instalaciones continuada en el tiempo para poner al servicio de pacientes y profesionales de Osakidetza tecnologías más precisas y seguras”

Tal y como ha podido comprobar  el Consejero de Salud en su visita a estas dos salas, las nuevas máquinas ofrecen una calidad de la imagen superior lo que permite ver con mayor nitidez  las lesiones arteriales de los y las pacientes y además, gracias a un software de última generación, es posible también superponer distintos tipos de estudios como TAC o ecocardiografía a la imagen de escopia in vivo, elaborando un “mapa” preciso de la lesión a tratar. Asimismo, gracias a los últimos avances tecnológicos estos equipos son más seguros, ya que se estima emiten un 30% menos  de radiación que los equipos anteriores, lo que mejora la seguridad tanto de pacientes como de profesionales.

En palabras del Consejero de Salud, Jon Darpón, “el Departamento de Salud y Osakidetza han invertido algo más de 1 millón de euros en esta nueva sala. A la renovación de varios escáneres de diferentes organizaciones de la Red el año pasado, estamos sumando la renovación de las Unidades de Hemodinámica del Hospital de Galdakao-Usansolo, la del Hospital Universitario Basurto ya realizadas, y  la de hoy aquí en Cruces. Un compromiso en inversiones en mejoras que mantendremos de cara al 2019”

 

Diagnóstico e intervenciones más frecuentes

La Hemodinámica es una subespecialidad de la Cardiología dedicada a  la realización de procedimientos percutáneos de Cardiología intervencionista mediante cateterismo cardiaco introduciendo catéteres a través de las arterias de la zona inguinal o el brazo en pacientes con patología coronaria, reduciendo así las complicaciones  postoperatorias de una cirugía abierta y reduciendo también los tiempos de recuperación. Generalmente, un o una paciente sometida a estos tratamientos  puede irse en el día a su domicilio, lo que mejora su calidad de vida y permite reincorporarse antes a su actividad habitual.

La  mejora en la calidad de las imágenes permitirá realizar los procedimientos con mayor precisión y menos margen de error en los mismos. En la Sección de Hemodinámica del Hospital Universitario Cruces se han realizado desde sus inicios casi 50.000 cateterismos. En la actualidad, se realizan más de 1.800 procedimientos al año, que se pueden desglosar en varios grupos:

 

Cateterismo diagnóstico y terapéutico

A unos 1.650 pacientes se les realiza cateterismo como procedimiento diagnóstico para establecer confirmar la existencia de patología cardiaca y establecer la severidad de la misma. De estos, a unos 900 pacientes se les realiza angioplastia coronaria con implante de uno o varios stents, para el tratamiento de la cardiopatía isquémica, “estrecheces u obstrucciones de las arterias del corazón por depósito de colesterol”. Incluyendo los casi 300  vasc@s que reciben  una angioplastia primaria, dentro del protocolo “Bihotzez”, para el tratamiento urgente del infarto de miocardio, 24 horas al día los 7 días de la semana. El nuevo equipo dispondrá de herramientas muy útiles en la planificación de los procedimientos coronarios y en la obtención de imágenes de alta resolución  y mayor calidad.

Cardiopatías congénitas

El Hospital es referencia, y  el único en Euskadi, en el tratamiento de las cardiopatías congénitas, realizándose unos 80 procedimientos a pacientes en edad pediátrica, niños y niños de Euskadi y de las comunidades próximas, que nacen con defectos en su corazón. Algunas de estas patologías se pueden curar con una “pequeña” intervención percutánea. En otras, se participa en el diagnóstico o en el tratamiento híbrido o combinado con Cirugía Cardíaca.

Este grupo se beneficiarán, como se ha dicho, de un equipo que trabaja con dosis de radiación muy bajas, pero además se dispondrá de programas de fusión de imágenes durante el trabajo con estudios de TAC (scanner) o RM (resonancia) previos, lo que revertirá en menor duración, menor radiación y una clara reducción de las dosis de contraste requerida por procedimiento. 

 

Prótesis valvular biológica

A unos 50 pacientes por  año se les realiza un implante de una prótesis valvular biológica de forma percutánea, “sin abrir el pecho del paciente”,  lo que disminuye el riesgo del tratamiento de la estenosis aórtica del anciano y permite una rápida recuperación, en comparación con la Cirugía Cardíaca. La técnica, que se inició en nuestro Hospital en el año 2009, estaba limitada inicialmente a pacientes inoperables o de muy alto riesgo, pero los buenos resultados obtenidos hacen que la técnica sea también beneficiosa en pacientes de riesgo quirúrgico moderado, lo que va a hacer que un corto periodo de tiempo aumente el número de pacientes que reciban este tratamiento. Aquí el nuevo equipo aporta grandes ventajas sobre los equipos actuales, disponiendo de las herramientas de soporte más avanzadas,  que permiten realizar el procedimiento de forma más segura y con menor uso de contraste, minimizando el riesgo de deterioro de la función renal en pacientes frágiles y muy sensibles a ello.

Procedimientos intervencionistas estructurales

El último grupo de pacientes son unos 50, a los que se realizan los llamados procedimientos intervencionistas estructurales, como son el implante de mitraclip en el tratamiento de la insufiencia mitral, el cierre del foramen oval permeable en pacientes que han sufrido un ictus criptogénetico, la valvuloplastia mitral, el cierre de “leaks” o fugas periprotésicas, el cierre de CIV post-infarto de miocardio, y otros procedimientos de alta complejidad técnica y de patologías infrecuentes  que evitan muchas veces que los pacientes sean sometidos a cirugías cardíacas de muy alto riesgo. 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*