); ga('send', 'pageview');

La Diputación invita a conocer el patrimonio histórico de la provincia a través de la Gran Senda

Una publicación incluye los monumentos y bienes culturales más interesantes de cada una de las 35 etapas del GR-249

La Gran Senda de Málaga (GR-249) no solo ofrece los múltiples atractivos paisajísticos de la provincia y el encanto de los municipios del interior, sino que también es un magnífico vehículo para mejorar el conocimiento del patrimonio cultural de la provincia.

Ese es el objetivo de ‘Gran Senda de Málaga. Caminando por la Historia de la provincia’, una publicación editada por la Diputación, que puede descargarse gratuitamente en PDF a través de la web malaga.es/turismo, en el apartado de Publicaciones.

A lo largo de la Gran Senda existen numerosos vestigios de las culturas y civilizaciones asentadas en la provincia a lo largo de la historia, y en el libro se hace referencia a los elementos más destacados del patrimonio histórico arqueológico, arquitectónico, etnológico e industrial.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, destaca que ‘esta nueva publicación invita al caminante a disfrutar del paisaje y, además, a detenerse en algunas las múltiples huellas de los diferentes modos de vida que ha habido a lo largo de nuestra historia’.

Además, Bravo incide en que, un mejor y mayor conocimiento de nuestro patrimonio es también fundamental ‘para apreciar su valor y para contribuir a conservar y preservar este preciado legado que hemos heredado de nuestros antepasados’.

El libro, de casi 580 páginas, está estructurado al hilo de la Gran Senda y, en cada una de sus 35 etapas, se recogen las visitas recomendadas y los elementos patrimoniales que han marcado la historia de los municipios por los que transcurre cada etapa.

Recorrido por la Historia

Hay referencias a la Prehistoria, con las huellas que han quedado en numerosas cuevas repartidas por toda la provincia (como las de Nerja, la del Tesoro, Ardales, La Pileta, Belda y la del Gran Duque, entre otras), pasando por grandes megalitos funerarios como los dólmenes de Antequera, de la Giganta (Ronda), del Cerro de la Cruz Blanca (El Burgo), de Encinas Borrachas (Alpandeire) o el complejo dolménico de Corominas (Estepona).

También se incluyen en la publicación los testimonios que quedan de la presencia de los fenicios en nuestras costas, con asentamientos como los del Cerro del Villar, en la capital; el de Toscanos, en la desembocadura del río Vélez; La Pancha y Trayamar, en Algarrobo; El Torreón, en Estepona; y el del Río Real, en Marbella.

Hay referencias a vestigios romanos como el Teatro Romano de Málaga y el de Acinipo (Ronda); las ciudades de Lacipo (Casares) y Singilia Barba (Antequera); yacimientos de Torrox, Antequera (entre ellos las termas conocidas como Carnicería de los Moros), Finca del Secretario y Finca Acebedo en Fuengirola y Taralpe, en Alhaurín de la Torre; y asentamientos en numerosos municipios,

Así mismo, aparecen numerosas referencias a la presencia árabe en la provincia y a la importancia de las torres vigía a lo largo del litoral, así como testimonios de la recuperación económica del siglo XVIII (reflejada en numerosos palacios) y del esplendor industrial del siglo XIX.

Publicaciones de la Gran Senda

La Diputación de Málaga, a través de la delegación de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, ha editado diversas publicaciones en las que, al hilo de las etapas de la Gran Senda, se ponen en valor, por ejemplo, la biodiversidad y el patrimonio tanto del interior como de las zonas costeras. Todos los libros y guías pueden descargarse gratuitamente en la web de la Gran Senda y en la.

La primera publicación que apareció fue la ‘Topoguía de la Gran Senda de Málaga’, en la que se ofrece una descripción de cada una de las etapas, de forma interpretativa, con su correspondiente ficha técnica, recogiendo los valores naturales del recorrido y destacando aquellos elementos más relevantes de interés ambiental y cultural.

Además, se ha editado ‘Gran Senda de Málaga para Todos. Una selección de senderos en el entorno del GR 249’, una publicación para acercar a la población los senderos más accesibles de Málaga gracias a la selección de 20 etapas de baja dificultad.

Igualmente se cuenta con publicaciones como ‘Las aves de la Gran Senda’, que ofrece al turista ornitológico o a toda persona con interés en la observación de aves una interesante y precisa información sobre las más de 300 especies que aparecen en las distintas etapas; ‘Libélulas en la Gran Senda de Málaga y provincia’, en la que se recogen las 54 especies que pueden observarse en la provincia, tanto en etapas de la Gran Senda como en sus hábitats más frecuentes; y ‘Mariposas diurnas de la Gran Senda de Málaga. Fichas descriptivas’, una guía con textos e imágenes sobre las 110 especies de mariposas que pueden verse en la provincia.

Y destaca, así mismo, ‘El agua en la Gran Senda de Málaga. Guía para conocer su patrimonio hidráulico’, en la que se detallan 44 infraestructuras o recursos hidráulicos de 26 municipios de la provincia. Aparecen presas, acueductos, canales, depósitos de agua, fuentes, baños, obras subterráneas, ingenios para elevar el agua e industrias, como molinos, almazaras, batanes y fábricas de luz.

NINFEO CARNICERIA DE LOS MOROS  BAÑOS ARABES DE RONDA  ACINIPO  TUMBA FENICIA DE TRAYAMAR  VIA ROMANA DE MONDA  Portada Caminando por la Historia  TORRE vigía Cabopino (Marbella)  

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*