); ga('send', 'pageview');

Seguridad culmina la entrega de los 300 nuevos vehículos patrulla, 104 todoterrenos y 74 furgonetas de Tráfico a las distintas Ertzain-etxeas de la Ertzaintza

Cuatro todoterrenos y seis furgonetas están destinadas a la Sección de Miñones de Araba

 

Vitoria-Gasteiz, 11 de enero de 2019.

El Departamento de Seguridad ha culminado la primera fase de renovación del parque móvil de la Ertzaintza con la adquisición mediante el sistema de renting de 300 vehículos de la marca SEAT, modelo León X-perienc 2.0 TDi para las labores de patrullaje, 104 todoterrenos Toyota Land Cruiser 177CV SP VXL para tareas de seguridad ciudadana y 74 furgonetas Mercedes Benz Vito 114 CDI Tourer para la Unidades Territoriales de Tráfico destinadas a patrullaje en carreteras e investigación de accidentes o controles preventivos.

 

La renovación de la flota movil de la Ertzaintza comenzó con el arrendamiento de 600 nuevos vehículos sin distintivos para usos policiales y se ha ido completando de forma sucesiva a lo largo de los últimos seis meses del año pasado con la adquisición mediante sistema de renting de 300 vehículos con distintivos (150 sin y otros 150 con mamparas para detenidos), 104 todoterrenos y 74 furgonetas para las Unidades de Tráfico.

 

Los nuevos coches patrullas, todoterrenos y furgonetas han sido distribuidos entre las distintas unidades y comisarías de la Ertzaintza según iban siendo recepcionados en Erandio. En este paquete de vehículos, se incluyen además los 4 todoterrenos y las 6 furgonetas de Investigación de Tráfico que han ido a la Sección de Miñones de Araba.

 

Este importante volumen de vehículos se ha adquirido a través de renting, en contratos de arrendamiento con una vigencia de 60 meses, con la opción de prórroga de 24 meses para la totalidad o una parte de la flota objeto de los contratos. Esta modalidad incorpora el seguro, así como los servicios de reparación y mantenimiento de los vehículos, si bien el pliego de condiciones contempla la opción de realizar los procesos de mantenimiento y pequeñas reparaciones con medios propios del Departamento de Seguridad, con el objeto de buscar la optimización de los recursos disponibles y la agilidad en la respuesta a las incidencias del parque móvil de la Ertzaintza.

 

Los vehículos han requerido de una adaptación y transformación específica para su uso en tareas policiales, además de un equipamiento específico, modernos elementos de señalización, rotulación, adecuación de espacios interiores y distribución de maletero. Además, han precisado de la instalación y codificación de los sistemas de comunicación oportunos y necesarios para las tareas que desempeñan.

 

La inversión del sistema de adquisición mediante renting que incluye mantenimiento, reparación y seguros durante cinco años es de 7,2 millones al año.

 

Una vez finalizada la primera fase, el Departamento de Seguridad proseguirá con la renovación de motocicletas y furgonetas de otras unidades específicas.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*