); ga('send', 'pageview');

El Lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido en Portugalete el acto de clausura del 125 aniversario del Puente Colgante

  • En su intervención ha destacado la importancia de esta infraestructura, un “símbolo de la edad de oro de la industria vasca”, desde el punto de vista “del patrimonio industrial y cultural”

El Lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido hoy en Portugalete el acto de clausura del 125 aniversario del Puente Bizkaia o Puente Colgante. El Lehendakari ha estado acompañado por el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, y la viceconsejera Turismo y Comercio, Isabel Muela, así como por representantes de otras instituciones y la presidenta del Puente Bizkaia, María Uriarte. Urkullu ha destacado la importancia del Puente Bizkaia desde el punto de vista del patrimonio industrial y del patrimonio cultural, al tiempo que ha subrayado cómo la sociedad vasca ha sido capaz de “tender puentes entre personas de diferentes orígenes, estratos sociales e ideologías sobre los sólidos cimientos del respeto y la tolerancia”.

Desde la dirección de Puente Bizkaia han destacado que a lo largo del 125 aniversario, que se ha celebrado durante los últimos meses, se ha “pretendido hacer partícipe a la ciudadanía”, además de recuperar “el carácter innovador de un vasco universal como fue Don Alberto de Palacio Elissague, que nos dejó una obra bella, singular y pionera, reconocida como Patrimonio Mundial por la UNESCO”.

Arquitecto excepcional

El Lehendakari Iñigo Urkullu, por su parte, ha señalado que “este 125 aniversario nos ha servido para valorar más nuestro patrimonio cultural y nuestro patrimonio industrial”, así como para recordar el “eco internacional que tuvo la inauguración del puente” y el valor arquitectónico del primer puente transbordador del mundo. “Además, durante estos meses hemos podido recordar y reconocer a Alberto de Palacio Elissague, natural de la localidad labortana de Sara y afincado en Bizkaia. Un arquitecto excepcional que nos legó esta obra cumbre en su carrera: el Puente Colgante o Puente de Bizkaia”, ha indicado.

En esta línea, ha recordado que “nos encontramos ante una de las obras más destacadas de arquitectura del hierro de la Revolución Industrial”. “Este Puente es un símbolo de la edad de oro de la industria vasca, de nuestro pasado metalúrgico y de una Revolución Industrial que transformó profundamente nuestra sociedad”, ha indicado.

Finalmente, el Lehendakari Iñigo Urkullu ha hablado de la necesidad de continuar tendiendo puentes para consolidar una sociedad más cohesionada: “Hace 125 años el Puente de Bizkaia separaba dos mundos que vivían de espaldas. Hoy, afortunadamente, integra una sociedad más cohesionada. Este es el ‘éxito social’ que pone de manifiesto esta gran obra, la constatación de que la sociedad vasca ha sido capaz de tender puentes entre personas de diferentes orígenes, estratos sociales e ideologías sobre los sólidos cimientos del respeto y la tolerancia”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*