); ga('send', 'pageview');

El servicio de grúas de rescate ha evitado 1.371 kilómetros de retenciones en 2018, según estima la Dirección de Tráfico

En su octavo año de funcionamiento, ha prestado asistencia en 546 incidentes de tráfico en las carreteras de Euskadi

La Dirección de Tráfico del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco calcula que gracias al servicio de asistencia de grúas ligeras para la retirada urgente de vehículos de la A-8 se evitaron hasta 1.371 kilómetros de retenciones en 2018. En su octavo año en funcionamiento, el servicio intervino en 546 incidentes (228 por accidentes y 318 por averías). En 211 ocasiones las personas conductoras no pudieron apartar los vehículos al arcén, una situación que de no ser solventada mediante las grúas hubiera generado retenciones de 6,5 kilómetros de media, según las estimaciones.

La Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco trabaja para garantizar la seguridad vial, la movilidad segura y sostenible y, en definitiva, dar un buen servicio a las personas usuarias de las carreteras. El servicio de grúas ligeras es clave en esa labor de gestión de tráfico, ya que facilita la movilidad de las miles de personas conductoras que transitan por la A-8 diariamente”, ha declarado la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera.

Desde la puesta en marcha del servicio hace 8 años, las grúas han realizado un total de 4.218 actuaciones. Las movilizaciones por averías durante el primer año alcanzaron el 50% del grueso de actuaciones, ascendieron al 59% del total el segundo año, supusieron un máximo del 59,5% del total en el tercer año, el 59% en el cuarto, el 55% en el quinto, el 53,7% en el sexto, el 56% en el séptimo y, finalmente, el 58,2% en el último año.

Las grúas, hasta un máximo de cuatro, se posicionan en la A-8, entre el punto kilométrico 110 (Basauri) y el 139 (límite territorial con Cantabria), para la realización de las tareas de rescate de los turismos accidentados en el citado tramo de la A-8 así como en los accesos comprendidos en el mismo, en ambos sentidos de circulación. La Dirección de Tráfico determina previamente junto con la Ertzaintza las ubicaciones de las grúas: se trata de puntos estratégicos que abarcan amplios tramos de vía en ambos sentidos.

El tiempo medio que transcurre desde que una grúa de rescate recibe el aviso de movilización desde el Centro de Gestión de Tráfico de Euskadi CGTE hasta la llegada al punto exacto en que se requiere la prestación de su servicio, es de unos 12 minutos.

El horario habitual del servicio es de 7:30 a 9:30 horas por las mañanas y de 17:30 a 19:30 horas por las tardes, de lunes a viernes, si bien, este horario es flexible y puede variar estacionalmente en función de los datos estadísticos de accidentalidad. Los vehículos siniestrados son transportados a las instalaciones de la empresa adjudicataria del servicio, adonde, posteriormente, acude la grúa de asistencia particular del vehículo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*