); ga('send', 'pageview');

`Salvavidas Falso¿, en el Baluarte de San Roque de Cádiz

El Baluarte de San Roque de Cádiz ofrece al espectador una exposición de fotografías de Israel Díaz y Andrés Carrasco que busca sensibilizar a la población sobre el sufrimiento de los inmigrantes, que en muchas ocasiones acaba en tragedia. Fake Life/Salvavidas Falso es una producción de Cooperación Alternativa sobre el drama de la migración en dos puntos claves de las rutas de entrada a Europa como son la isla de Lesbos en Grecia y la ciudad de Tarifa en España.
La imagen del salvavidas falso da título a esta exposición, abierta con la presencia de la diputada provincial Isabel Moreno; José Chamizo de la Rubia, presidente de Voluntarios por otro Mundo; Francisco Perea, presidente de Cooperación Alternativa y Acción Solidaria, y David Navarro Vela, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cádiz. Esta exposición ha sido preparada por la citada ONG, con la financiación de la Diputación Provincial y la colaboración de la Sociedad Cádiz 2012 del Ayuntamiento de Cádiz. Está enmarcada en el proyecto de educación para el desarrollo ‘Tome conciencia’, iniciativa de Cooperación Alternativa en la que colabora Diputación de Cádiz y disponible para aquellos municipios de la provincia de Cádiz que la soliciten.
Apenas 8 kilómetros separan la costa turca de la isla griega de Lesbos, y poco más de 14 kilómetros la costa marroquí de la española, travesías lo suficientemente peligrosas como para que las familias que intentan cruzarla traten de minimizar al máximo los riesgos. En esa necesidad, unida a la desesperación, entran en juego las mafias y el mercado negro y no sólo se hacen con el negocio del tráfico de personas, además venden chalecos salvavidas o botes hinchables como parte de un paquete turístico.
Chalecos salvavidas falsos, son vendidos a refugiados y migrantes que buscan llegar al continente europeo por la vía marítima Turquía-Grecia. Los chalecos falsos corresponden en muchas ocasiones a imitaciones de marcas reconocidas, teniendo un coste hasta 5 veces menor al que se ofrece comúnmente en el mercado por un producto auténtico. Estos salvavidas pueden contener en su interior desde relleno de papel comprimido, goma espuma, plástico hasta diverso material de aislamiento o embalaje, materiales que impiden mantener el peso a flote. Miles de chalecos son vendidos y utilizados para cruzar hasta la isla de Lesbos, donde son depositados a cielo abierto en el denominado cementerio de chalecos.
Pateras de juguete, barcas inflables o cámaras de neumáticos son algunos de los elementos empleados por los que intentan cruzar desde el continente africano al europeo. Las alternativas más seguras también son más caras y atravesar el Estrecho hasta la costa de Tarifa en lancha o en moto acuática está reservado para unos pocos.

En la exposición se mezclan fotografías de Israel Díaz y del fotoperiodista Andrés Carrasco, con objetos que recuerdan de manera tangible los enormes riesgos que corren los migrantes y refugiados en su travesía. Un chaleco salvavidas falsificado utilizado para cruzar desde Turquía a Grecia o un bote inflable que navegaba de Marruecos a Tarifa a la deriva son algunos de los artefactos que se pueden ver en esta muestra, junto a imágenes de gran formato. El material exhibido se presenta en soportes y expositores que han sido realizados reciclando y reutilizando maderas procedentes de derribos, tratando de minimizar el impacto al medio ambiente.
Salvavidas Falso/Fake Life Jacket. Galería Baluarte de San Roque de Cádiz, Hasta el 28 de junio.
 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*