); ga('send', 'pageview');

Homenaje al violinista Stephane Grapelli en el Club de Jazz, el próximo jueves en el Teatro del Bosque

Fecha de publicación:20/05/2019 0:00

El trío de Raúl Márquez revisitará algunos de los temas que Grappelli interpretó al lado del Hot Club de France de Django Reinhardt, Martin Taylor o sus colaboraciones, desde Oscar Peterson, Michel Legrand, Yehudi Menuhin, hasta su última etapa al lado de Marc Fosset.

Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoRAÚL MÁRQUEZ. TRIBUTO GRAPELLIDentro de la programación del Club de Jazz en el Teatro del Bosque, la Concejalía de Cultura, Bienestar Social y Vivienda ofrece el próximo el jueves 23 de mayo a las 20.00 horas el concierto `Tributo a Grapelli´, interpretado por el trío de Raúl Márquez.

El grupo lo forman: Raúl Márquez (violín), Javier Sánchez (guitarra) y Gerardo Ramos (contrabajo).

Este trío especializado en la música años 30 y el jazz Manouche ha sido un referente en el panorama madrileño, formando diferentes proyectos alrededor de este estilo como Menilmontant, Swing, Lapomp, Ole Swing y muchas jam sessions de Gipsyjazz. En esta ocasión el grupo rinde tributo a uno de los grandes de la música años 30 y quizás el mejor violinista de jazz de todos los tiempos, Stephane Grappelli.

La formación revisitará algunos de los temas que Grappelli interpretó al lado del Hot Club de France de Django Reinhardt, Martin Taylor o sus colaboraciones desde Oscar Peterson, Michel Legrand, Yehudi Menuhin, hasta su última etapa al lado de Marc Fosset.

El concierto es un homenaje al personal estilo del maestro Grappelli y a su legado en el jazz actual. Este homenaje a Stephane Grappelli nace desde la más profunda admiración por este maestro de la música y por su manera de entenderla con esa contagiosa alegría de vivir. Grappelli fue un innovador en el violín moderno, en su técnica, en su aplicación a los nuevos estilos… pero por encima de cualquier logro técnico, hizo cantar al violín. Sus melodías tenían la esencia de una voz de aquella época; sus giros, sus matices y esa forma tan directa de expresar los sentimientos le hicieron un genio irrepetible. Desde que empezó a tocar en la calle hasta su último concierto a los 89 años de edad dicen que tocó siempre con una sonrisa.

Consultar disponibilidad de entradas en:

https://www.mostoles.es/VentaEntradas/es

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*