); ga('send', 'pageview');

El contacto con entornos naturales durante la infancia podría beneficiar la salud mental en la edad adulta

Cerca de 3.600 personas participan en un estudio europeo sobre el impacto de los espacios verdes y azules en el bienestar mental y la vitalidad física.

Las personas adultas que durante su infancia tuvieron más contacto con espacios naturales podrían tener una mejor salud mental que aquellas que estuvieron menos expuestas a la naturaleza, según concluye un nuevo estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por ”la Caixa”, que ha sido realizado en cuatro ciudades europeas.

 

   

       

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*