El Gobierno pone en marcha, a partir de este mes de septiembre, los permisos parentales de 18 semanas para ambas personas que integran la pareja

A partir de ahora, las 70.000 personas que trabajan en la Administración Pública Vasca tendrán derecho a 18 semanas de permiso de parentalidad, 100% remunerado e intransferible
Los permisos se otorgarán por igual a las dos personas que integran la pareja, independientemente del sexo o motivo de la parentalidad

El Gobierno Vasco va a poner en marcha, el próximo mes de septiembre, los permisos parentales, de 18 semanas, para ambas personas que integran la pareja. Es la decisión que ta tomado el Gobierno una vez constatado que no era posible llegar a un acuerdo con los sindicatos con representación en la Mesa General de la Función Pública (ELA, LAB, CCOO y UGT). Así, el Gobierno mejora la propuesta inicial realizada en el  Proyecto de Ley de Empleo Público enviado el año pasado a la Cámara Vasca en el que se proponía un mínimo de 16 semanas de permiso de parentalidad. 
Estos permisos parentales serán remunerados 100%, equiparados e instransferibles entre ambas personas que integran la pareja y trabajan en la Administración Pública Vasca. La medida tendrá un impacto presupuestario de 6,5 millones de euros y afectará a las cerca de 70.000 personas que trabajan en la Administración General de Euskadi, Seguridad, Osakidetza, Educación y Administración de Justicia.
El Gobierno Vasco aprobará formalmente esta decisión en un próximo Consejo de Gobierno para que pueda entrar en vigor el 1 de septiembre.
18 SEMANAS
El Viceconsejero de Función Pública, Andrés Zearreta ha señalado que se trata de “una propuesta pionera y respetuosa con las diferentes realidades sociales y familiares con las que convivimos en la actualidad”, que persigue dos objetivos principales:

Favorecer la conciliación de las personas trabajadoras públicas. Con esta medida el Gobierno Vasco da un salto cualitativo en materia de igualdad plena de mujeres y hombres, y contribuye, así, a corregir el desequilibrio que supone el reparto desigual de tareas de cuidado de hijos e hijas entre ambos sexos. Andrés Zearreta ha hecho suyo el mensaje de Emakunde y ha señalado que “las administraciones públicas debemos ejercer un papel tractor y promover que los hombres puedan corresponsabilizarse del trabajo doméstico”. En este sentido, el Viceconsejero de Función Pública ha recordado que “está demostrado que la implicación de los hombres en el cuidado de hijos e hijas es un elemento clave para el empoderamiento de las mujeres, su desarrollo y bienestar; que fomenta la natalidad; y que contribuye al bienestar emocional de los propios hombres, además de ser un elemento clave en la prevención de la violencia de género”.
Respetar los nuevos modelos de familia. Así, quiere otorgar estos permisos, por igual, a las dos personas que integren la pareja, independientemente de su sexo o motivo de la parentalidad: nacimiento, adopción, acogimiento familiar,…

Author: redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *