); ga('send', 'pageview');

El Hospital Gorliz de Osakidetza celebra su centenario con una exposición que refleja un siglo de historia

El antiguo Sanatorio Marino para menores con tuberculosis, atiende hoy a pacientes crónicos y en rehabilitación, de todas las edades
 
El Sanatorio Marino de Gorliz, hoy Hospital Gorliz de Osakidetza, abrió sus puertas el 29 de junio de 1919, gracias a la Diputación Foral de Bizkaia. Lo hizo a iniciativa del doctor Enrique Areilza, quien vió la necesidad de hacer frente a la epidemia de tuberculosis infantil de la época.
Sus primeros pacientes fueron 50 niñas y niños de familia humilde, aquejados de dicha enfermedad. Una junta de damas de al alta sociedad recaudaba donativos para sufragar la actividad del centro. Las monjas se encargaban de atender el laboratorio, la sala de rayos X y el quirófano.
El sol y la brisa del mar hacían del Sanatorio un lugar idílico para la recuperación. Pero no todo fue apacible. Se vivieron situaciones dramáticas, como la llegada de la Guerra Civil, que obligó a evacuar a balnearios franceses a las y los menores hospitalizados, para preservar su vida.
Una exposición fotográfica muestra estos días toda su historia, desde los orígenes hasta la actualidad, pasando por la integración del Hospital Gorliz en en Osakidetza en1985.
El hall del propio centro hospitalario acoge la muestra, titulada: “Adaptarse para ir creciendo” y compuesta por seis paneles con imágenes de la época, que reflejan la evolución y la adaptación experimentada a lo largo de los últimos cien años.
La consejera de salud, Nekane Murga, ha agradecido la labor realizada durante todos estos años a las 339 personas que integran la plantilla actual del Hospital Gorliz, así como a quienes les predecieron: “En un siglo el centro ha pasado de ser un sanatorio infantil a convertirse en un hospital referente en rehabilitación en daño cerebral, que cuenta con 179 camas y profesionales de reconocido prestigio. Es un claro ejemplo de la adaptación de Osakidetza y el Departamento de Salud a las necesidades de una sociedad cambiante, que nos plantea nuevos retos y que nos obliga a seguir esforzándonos cada día por una Euskadi más saludable.”
Además de recordar la apasionante historia del Hospital Gorliz, la exposición “Adaptarse para ir creciendo” sirve para rendir homenaje y agradecer el papel desempeñado por las instituciones, profesionales y pacientes que han formado parte del mismo.
La muestra fotográfica, que se podrá contemplar, de forma gratuita, hasta el 28 de septiembre, es el primero de los actos conmemorativos del centenario del centro hospitalario de Gorliz. Asimismo, se han editado unos folletos que recogen la historia del mismo y que se distribuirán entre las y los pacientes y usuarios.
 
Gorliz, 20 de junio de 2019

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*