El World BioEconomy Forum 2019 aplaude los avances en la política transversal de bioeconomía de Euskadi que además de al sector Forestal involucra a la Industria, la Energía o la Química

El Gobierno Vasco ha expuesto su hoja de ruta en el encuentro celebrado esta semana en Finlandia con expertos de todo el mundo
La apuesta por una bioeconomía circular sostenible pasa por transformar áreas como la industria petroquímica, la textil, la construcción o la alimentación a través de la innovación
Existen proyectos concretos ya en marcha que gracias a la colaboración público privada buscan nuevos usos como el serrín de madera transformado en un poliuretano natural para su uso como aislante para construcción, o de la pulpa de madera para uso textil

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz, ha intervenido en la segunda edición del World BioEconomy Forum que entre los días 11 y 13 de septiembre se está celebrando en Ruka (Finlandia), donde ha presentado los avances de Euskadi en torno a la bioeconomía forestal. Además de Euskadi, participan en este foro expertos en bioeconomía de todo el mundo, que han debatido cuestiones como el mejor modo de implementar bioestrategias, el papel de la bioeconomía forestal ante el cambio climático o la importancia de la producción basada en materias primas biológicas.
La hoja de ruta de la bioeconomía forestal en Euskadi expuesta en este foro destaca la necesidad de fomentar la generación de nuevas oportunidades de valor añadido basadas en el uso de recursos biológicos y procesos productivos sostenibles, recordando que Euskadi cuenta con los elementos necesarios para acometer con garantías la transición hacia la bioeconomía. En palabras de Oroz: “Disponemos de 396.700 hectáreas de superficie forestal, el 55% de nuestra superficie. El sector forestal representa el 1,53% del PIB de Euskadi y da trabajo a casi 20.000 personas. Tenemos la capacidad de movilizar y transformar esa madera y de hacer una transición hacia modelos de negocio basados en la bioeconomía forestal, generando un nuevo modelo de economía y nuevos productos”.
La estrategia de Euskadi en bioeconomía se basa en desarrollar políticas transversales, creando una cadena de valor no sólo en el marco del sector forestal madera, sino involucrando a otros sectores como la Industria, Energía o Química para transformar áreas como la industria petroquímica, la textil, la construcción o la alimentación a través de la innovación. Esto permitiría mejorar la competitividad de los citados sectores en la demanda interna y avanzar en estrategias de exportación e internacionalización y hacerlo de forma más sostenible.
Euskadi apuesta por el desarrollo de una estrategia de Bioeconomía en Europa basada en la acción de las regiones.
En la estrategia de bioeconomía forestal del Gobierno Vasco se incluyen desafíos económicos y sociales como la creación de BASOTEK, que impulsa la competitividad del sector forestal-madera mediante proyectos de valor añadido. El objetivo es transformar el sector en términos de competitividad y sostenibilidad y participar en proyectos de excelencia o de alto contenido innovador.
En Euskadi son ya realidad proyectos de bioeconomía forestal en los que colaboran agentes como los centros tecnológicos NEIKER o Tecnalia junto a empresas privadas. Así por ejemplo:

El proyecto Biochar (carbón vegetal obtenido de restos vegetales y de residuos de biomasa). Gracias a este proyecto se investigan usos innovadores para este producto, que podría servir como aditivo para piensos y para mejorar suelos.
El proyecto Poliol (química verde), produce materiales basados en serrín de madera que permite crear poliuretanos naturales que se pueden usar para aislantes en construcción, adhesivos sostenibles, resinas, etc.
Proyecto para estudiar la viabilidad del uso de pulpa de madera de los bosques de Euskadi como una nueva materia prima local para crear productos textiles. El cual permitiría diversificar la cartera de productos forestales y valorizar los residuos de la cadena de papel, mejorando así la competitividad del sector forestal, papelero y textil de Euskadi.

En el World BioEconomy Forum se han aplaudido las políticas que trabajan desde una óptica transversal para avanzar hacia modelos de producción más respetuosos con el medio ambiente.

Author: redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *