La Guardia Civil desmantela en Llinars del Vallès dos “narconaves” donde se producía marihuana industrialmente

La Guardia Civil desmantela en Llinars del Vallès dos “narconaves” donde se producía marihuana industrialmente

Han sido detenidas tres personas e intervenidas cerca de 7.000 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento

Las naves disponían de diferentes salas donde se cultivaban las plantas dependiendo de su estado de crecimiento y donde eran tratadas con CO2 para estimular su desarrollo

La Guardia Civil ha intervenido, en menos de un mes, más de 12.000 plantas de marihuana en la provincia de Barcelona

La Guardia Civil desmantela en Llinars del Vallès dos “narconaves” donde se producía marihuana industrialmente

La Guardia Civil ha desmantelado el pasado 21 de mayo dos “narconaves” en el polígono industrial de Can Prat de Llinars del Vallès (Barcelona), donde intervino 6.820 plantas de marihuana y detuvo a tres personas de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y de defraudación de fluido eléctrico.

La operación se inició en su fase de explotación tras obtenerse información sobre la operatividad de un grupo de delincuencia organizada dedicado a la elaboración de marihuana a gran escala.

Los agentes de la Guardia Civil realizaron un registro en dos naves industriales donde descubrieron que estas albergaban plantaciones muy sofisticadas de cultivo hidropónico de alto rendimiento, dotadas de un sistema de distribución de dióxido de carbono (CO2) para estimular el desarrollo de las plantas.

Las naves operaban de modo industrial y se habían dispuesto en las mismas, diferentes salas para cultivar y procesar las plantas según su estado de crecimiento y de ese modo optimizar el rendimiento productivo de la instalación.

Dado la ingente cantidad de material eléctrico necesaria para sostener la producción de la droga y el óptimo funcionamiento de las dos naves industriales, el suministro se tomaba a través de una manipulación de las acometidas, estimándose por parte de la compañía eléctrica que la defraudación de fluido asciende a 112.000 euros aproximadamente.

La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barcelona, y los detenidos puestos a disposición del Juzgado de instrucción nº 1 de Granollers (Barcelona), que entiende del caso

separador

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*