Feijóo abre el debate sobre el uso obligatorio de las mascarillas FFP2

El uso de las mascarillas vuelve a ser motivo de debate. Alemania, Francia y Austria han declarado recientemente el uso obligatorio de las FFP2, que ofrecen una protección más segura ante la Covid-19 y ante cualquier otro virus, ya que cuentan con una eficacia de filtración del 92%. Un porcentaje mayor que el de las quirúrgicas, las más baratas del mercado. En España ya han surgido las primeras voces que también instan al Gobierno de Pedro Sánchez a decretar la obligatoriedad de estas prendas de protección que mantienen el IVA en el 21%.

Esta petición vino ayer de la mano de algunas comunidades gobernadas por el Partido Popular, aunque no la pudieron presentar en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de los miércoles, que se pospuso para hoy a consecuencia del cambio de mando en el Ministerio de Sanidad. Galicia, Andalucía y Madrid solicitaron a la nueva titular de la cartera, Carolina Darias, que tome diferentes medidas para extender el uso de este tipo de mascarillas, recomendadas para el personal sanitario por su alta exposición al virus, entre la población. La irrupción de la cepa británica, con más de 200 casos confirmados a nivel nacional -24 en Euskadi, según los últimos datos difundidos por el departamento vasco de Salud- y hasta un 70% más contagiosa que la variante anterior, ha empujado a los presidentes autonómicos a reclamar más protección para la ciudadanía.

Las FFP2 cuestan unos 2 euros, aunque en packs salen más asequibles y se pueden encontrar por uno más cara que la quirúrgica

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, fue el que más lejos llegó pidiendo que sean «obligatorias» y seguir así la estela de Francia, Alemania y Austria. En Andalucía, su máximo mandatario, Juanma Moreno, no se mostró partidario de la obligatoriedad, pero sí reclamó al Gobierno central que rebaje su IVA para favorecer su utilización.

Cabe recordar que estas mascarillas no se incluyeron en la rebaja del tipo reducido aprobada el pasado mes de noviembre, ya que fue una medida que únicamente afectó a las quirúrgicas -se redujo del 21 al 4%-, las recomendadas por el Gobierno para el conjunto de la población.

Mascarillas FFP2: precios y dónde comprarlas más baratas

La irrupción de la cepa británica ha empujado a varios presidentes a reclamar más protección eficacia del 92%

En función del suministro

Unas mascarillas que ofrecen menos protección que las FFP2. Esta tipología está realizada con fibras plásticas que retienen al elemento contaminante, por lo que, a diferencia de las quirúrgicas, protegen al individuo, incluso, si está cara a cara con otra persona con la boca al descubierto.

Eso sí, no ofrecen una protección del 100%, de manera que es recomendable mantener el distanciamiento social y las normas de higiene para evitar la afección del patógeno. Sin embargo, el gran hándicap de las FFP2 es su coste. No es apto para todos los bolsillos. El precio de una mascarilla quirúrgica, establecido por un real decreto del Gobierno, es de 0,62 euros. La FFP2 cuesta alrededor de 2 euros por unidad, aunque si se adquiere en packs, sale más asequible. Por ejemplo, hay farmacias o supermercados que venden cajas de 20 y salen a un euro cada una. La duración también es distinta. Mientras para las quirúrgicas se desaconseja portarlas durante más de 4 horas, en el caso de las FFP2 se pueden llevar 8.

Descubren otro posible síntoma del coronavirus: la llamada 'lengua Covid'

Precisamente, la preocupación por la expansión de la cepa británica ha llevado al Gobierno a cambiar los criterios de vacunación. Los mayores de 80 años no institucionalizados -que no habitan en residencias- recibirán la primera dosis antes de lo previsto. El plan inicial era que se inocularan una vez finalizada la inmunización en los profesionales sanitarios. Sin embargo, los técnicos han considerado oportuno proponer adelantar la administración de las dosis a la población mayor de 80 años -altamente vulnerable por su avanzada edad y la existencia de patologías previas- y retrasar el turno de los sanitarios que no están en primera línea.

La hoja de ruta del Ministerio fijaba comenzar con la vacunación a este colectivo en marzo, pero ahora se podría adelantar, aunque todo dependerá del suministro de las farmacéuticas. En Euskadi, son alrededor de 75.000 ciudadanos de más de 80 años los que recibirán la dosis.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*