El Hospital Gregorio Marañón logra extraer una dosis extra del vial de Moderna

  • Agencia Atlas – 11/03/2021 17:50

Durante su almacenaje en congeladores no puede haber alteraciones de temperatura. Si se rompe la cadena de frío, las vacunas de Pfizer o Moderna se pueden deteriorar. Es la primera vez que los profesionales de Farmacia Hospitalaria trabajan con vacunas de ARN mensajero y los farmacéuticos han monitorizado cada paso del proceso porque se trata de vacunas muy delicadas. Se descongelan el mismo día que van a ser administradas, se sacan del congelador y se dejan en una nevera durante hora y media. Pasado ese tiempo los viales ya están listos para extraer las dosis. Este minucioso trabajo se hace en una sala esterilizada y gracias a estas jeringuillas que utilizan en laboratorio de farmacia del Hospital Gregorio Marañon consiguen extraer una dosis más de las que marca la farmacéutica. Un total de once. Para evitar errores durante la preparación se fotografían todos los momentos críticos y se supervisa cada foto. Es una carrera contrarreloj porque desde el momento en el que se pincha el vial, las vacunas tienen que administrarse en un plazo de 6 horas.
-Redacción-

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*