La «estabilidad de la región» depende de Myanmar, dice la enviado especial de la ONU

La enviada especial de la ONU para Myanmar, Christine Schraner Burgener, advirtió este miércoles que la situación en el Myanmar desafía «la estabilidad de la región» y podría conducir a una «guerra real».

En una conferencia de prensa virtual, Burgeners dijo que las noticias procedentes de Myanmar eran impactantes y añadió que, con la muerte de 38 personas, se marcó el día más sangriento desde el inicio del golpe el 1 de febrero.

Más de 1200 personas están detenidas y muchas familias no saben dónde están sus seres queridos ni en qué condición se encuentran, indicó la enviada especial

Burgener añadió que en conversaciones con el Ejército, advirtió a sus dirigentes que los Estados miembros de la ONU y el Consejo de Seguridad podrían tomar «medidas enérgicas», a lo que aquellos respondieron: «Estamos acostumbrados a las sanciones y sobrevivimos a las sanciones en el pasado».

“También les advertí que se verán aislados”, a lo que respondieron: “tendremos que aprender a caminar con pocos amigos”.

El caos continúa

Myanmar ha estado en crisis desde que el Ejército tomó el poder y detuvo a la líder del gobierno electa Aung San Suu Kyi y gran parte de su liderazgo de la Liga Nacional para la Democracia (LND), que ganó las elecciones de noviembre de manera aplastante, algo que el Ejército no acepto bajo el pretexto de que habían sido fraudulentas.

Sin embargo, la Comisión electoral dijo que las elecciones habían sido justas.

La enviada de la ONU añadió que se mantuvo en contacto con el Comité Representante de Pyidaungsu Hluttaw (CRPH), que representa a los parlamentarios electos, y con todas las partes interesadas regionales, incluidos los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

También señaló que el Secretario General condenó el golpe e instó a que se pusiera fin a la violencia.

Destacando que ahora se necesitaban todas las herramientas disponibles para poner fin a la situación, explicó que la unidad de la comunidad internacional era fundamental.

Tomen medidas enérgicas

Si bien la representante especial continúa manteniendo abierto el diálogo, instó a los Estados Miembros a «tomar medidas muy enérgicas».