Cantabria trabaja en nuevas medidas sanitarias cuya aplicación se condiciona a la evolución de los indicadores asistenciales y epidemiológicos

Si se mantiene la tendencia creciente de casos COVID que situarían a la comunidad autónoma en un nivel de alerta 3 se prevé la reducción de aforos y el cierre interior de los locales de hostelería

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*