Farmacia y obesidad

La farmacia andaluza no para en su empeño de cuidar la salud de los ciudadanos de la región. En los últimos tiempos desde instituciones como el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que preside Antonio Mingorance, han puesto en marcha diversas iniciativas para ello. Como el seguimiento estrecho a los pacientes con covid persistente en el que se creó el primer registro de este tipo de pacientes que se realiza en España en una oficina de farmacia.

Ahora la cooperativa de distribución Bidafarma ha puesto en marcha en la región otra iniciativa de gran calado. Se trata de la campaña ‘Pierde peso, gana vida’, en la que colaboran Viatris y Novo Nordisk, que tiene como objetivo concienciar a los pacientes desde las farmacias sobre la obesidad y el sobrepeso como factor de riesgo en múltiples patologías y la importancia de llevar hábitos saludables.



La campaña cuenta con formación específica para que el farmacéutico tenga con las herramientas necesarias para el abordaje del sobrepeso y la obesidad desde su oficina de farmacia y ser así un apoyo al paciente junto a su médico. En la actualidad la pandemia por coronavirus ha afectado de manera especial a los pacientes con obesidad, cuyo riesgo de infección, complicación y mortalidad en caso de Covid-19 es superior a pacientes normopeso. Por este motivo los expertos recuerdan la importancia de la alimentación y mantener unos hábitos saludables, no sólo para protegernos de este virus, sino para un buen estado de salud general.

Esta enfermedad puede reducir la esperanza de vida en 3 años para el 2050. Según datos de España del estudio Action-IO (Concienciación, Cuidado y Tratamiento en el Manejo de la Obesidad, una Observación Internacional), sólo el 59% de las personas con obesidad consideran que la obesidad es una enfermedad crónica, y un 80% de los encuestados consideran que la responsabilidad del tratamiento es únicamente suya.

Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición existen guías del abordaje y tratamiento de la obesidad realizadas por diferentes sociedades científicas que permiten a los profesionales afrontar esta patología de manera más eficaz. Sin embargo, existen múltiples limitaciones en el acceso de la persona con obesidad a recibir un abordaje multidisciplinar que ha demostrado ser efectivo y que incluye cambios en los hábitos alimentarios, actividad física y aspectos conductuales. Los conocimientos actuales indican que la obesidad tiene un origen complejo y multifactorial donde interaccionan muchos factores que están fuera del control del individuo. Causas de la obesidad son condiciones genéticas y endocrinas y factores ambientales, como estrés, dieta y patrones de trabajo cada vez más sedentarios.

Finalmente, los expertos han encontrado algunos factores que podrían explicar la progresión creciente de la prevalencia de obesidad a nivel mundial como la falta de pautas alimenticias adecuadas, las alteraciones de horarios y jornadas laborales, el sedentarismo, y otros factores que vienen de la mano del desarrollo tecnológico son algunas de las causas que contribuyen a generar un ambiente obesogénico. Es lo que hay. Seguro.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*