La atención farmacéutica se adapta a los tiempos de pandemia

La Voz 07:00 • 20 abr. 2021

La pandemia de Covid-19 ha azotado con fuerza a prácticamente todos los sectores económicos del país. Las farmacias, aún siendo una pieza importante en el engranaje que conforma nuestro servicio sanitario, también se ha visto afectada por todos los cambios provocados por el coronavirus. Especialmente durante el confinamiento, muchos de estos locales sanitarios se vieron desbordados ante la ola de incertidumbre que gobernaba a toda la población, muchos asustados por su protección contra el virus, y otros ante el miedo de una posible escasez de sus medicamentos.

Ante este panorama de temor, muchas farmacias de la provincia de vieron obligadas a dar un giro de tuerca en su atención a los clientes. De esta manera, la gran mayoría tomaron nuevas medidas en sus servicios para adaptarse a la nueva situación, adoptando también nuevas medidas de gestión para poder mantener todos sus servicios farmacéuticos, y respetando en todo momento las distintas medidas sanitarias de seguridad. Todas y cada una de estas medidas mantenía un mismo eje: el de mantener la mejor de la atención a todos los clientes.

En este sentido, las farmacias han sido uno de los servicios esenciales que se han mantenido abiertos durante los meses de confinamiento, así como en las diferentes etapas restrictivas de las medidas sanitarias. A lo largo de todo este periodo, estos establecimientos han puesto en marcha nuevas iniciativas para atender a toda la población. Una de las principales y más comunes desde hace un año es la atención telefónica. En muchas farmacias han puesto un gran esfuerzo para responder las distintas consultas a través del teléfono. Además, se han  sumado otras vías como el email o el WhatsApp. Sin embargo, todas tenían el mismo fin: reducir al mínimo el número de visitas  a los locales farmacéuticos, manteniendo siempre activos sus servicios.

Por otro lado, muchas de estos locales sanitarios se han sumado al carro de la digitalización. Esto les ha permitido que sus clientes hayan podido adquirir sus medicamentos realizando el pedido a través de Internet. Este servicio, aunque tuvo su mayor auge durante el periodo de confinamiento, sigue funcionando exitosamente a día de hoy en muchas farmacias de toda la provincia.

Por último, una de las medidas que más solidaridad ha desprendido durante todo este año de pandemia ha sido el reparto a domicilio de los medicamentos por parte de voluntarios a todas aquellas personas a las que les era imposible acceder a su compra. Un gesto que ha ayudado a proteger no solo al sector de la población más vulnerable ante el virus, sino a todas aquellas personas que han tenido que mantener la cuarentena en sus hogares debido al contagio por Covid-19, o a un posible contacto.

Nuevas tendencias

Lo que sí queda bien claro después de todo un año sumergidos en la pandemia de Covid-19, es que han surgido unas nuevas tendencias a la hora de comprar y consumir que difícilmente desaparecerán. En el caso de las farmacias, estos nuevos métodos de atención a los clientes tienen muchos más pros que contras, y por ello es bastante posible que  hayan llegado para quedarse, mejorando un servicio esencial para la población.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*