Las farmacias catalanas piden distribuir los test de antígenos si hubiera una estrategia masiva y periódica

Las farmacias catalanas piden participar en una estrategia de test de antígenos generalizados y periódicos si el Govern la acaba impulsando, después de que la portavoz del ejecutivo catalán, Meritxell Budó, explicara que lo estaban estudiando. 

La vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), Nuria Bosch, pide que se tenga en cuenta la red de farmacias en una eventual campaña con test de antígenos para detectar la Covid-19 entre la población. «Nos costaría entender que si lo hacen, no cuenten con nosotros», ha afirmado Bosch en una entrevista a la ACN. La vicepresidenta del COFB reivindica el papel de los farmacéuticos para explicar cómo se hace la prueba y contextualizar el resultado, tanto si sale negativo como positivo.

Bosch afirma que los test de antígenos tienen un papel «evidente» para detectar contagios de coronavirus y cortar las cadenas de transmisión y ha recordado que el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona ha pedido en varias ocasiones que las farmacias los puedan dispensar en un circuito «reglado» y «validado».

La vicepresidenta del COFB señala que han hecho varias propuestas a Salud en los últimos meses para que las farmacias puedan distribuir estas pruebas. Bosch explica que si bien se ha dudado de la «idoneidad» de los test de antígenos por la «sensación de falsa seguridad que pueden dar», se ha «avanzado mucho» en este sentido y se ha demostrado que utilizarlos de forma repetida tiene un «efecto criba».

Sobre un eventual testeo masivo y repetido que facilite la reapertura, como ya están haciendo varios países con estrategias diferentes (por ejemplo, Reino Unido o algunos lands de Alemania), Bosch defiende la posibilidad que cada persona se haga el test, dispensado por las farmacias. «Se necesitan muchas manos, ahora en la vacunación y para hacer el máximo de criba posible. El test de antígenos es una herramienta rápida, económica y accesible que se utiliza en muchos países y aquí también se puede utilizar y ofrece la posibilidad que la persona sea la responsable de la criba de forma repetida», dice.

La vicepresidenta del colegio considera que los farmacéuticos pueden tener un «papel muy importante» en el despliegue de un eventual estrategia de criba, tanto en la distribución como a la hora de informar en la población sobre los test. «Todo el mundo tiene una farmacia próxima al domicilio y de referencia, con un profesional que puede dar las explicaciones sobre cómo se realiza la prueba para asegurar que el resultado sea óptimo y para contextualizarlo», señala.

Bosch explica que es fundamental que un profesional explique las consecuencias tanto de un resultado positivo, y por tanto que se tiene que declarar al sistema de salud para empezar el rastreo, como de un negativo. «Es muy importante acompañar estos test de explicaciones. Uno negativo no quiere decir que no estemos contagiados, sino que no tenemos tanta carga viral, y por tanto, se tienen que mantener las mismas medidas de prevención», deja claro.

La vicepresidenta del COFB explica que no sería difícil poner en marcha la distribución y dispensación de test de antígenos y que se podría hacer rápido, puesto que las farmacias están acostumbradas a este servicio. Lo que haría falta es que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) regulara los test para que fueran de autodiagnóstico sin prescripción médica, o bien que el Departamento de Salud autorizara la dispensación en el marco de una campaña sanitaria, como se hizo con las mascarillas ahora hace un año, cuando se autorizó a las farmacias a manipular los paquetes para poderlas vender ante la escasez que había.

La criba con automuestras de PCR, en espera de Salud

Sobre la criba con automuestras de PCR, que Salud anunció hace unos meses que tenía que ser masiva en Cataluña, Bosch explica que las farmacias tienen «todo el protocolo organizado» y que están en espera de que el Departamento de Salud ordene ponerlo en marcha cuando lo considere oportuno según la situación epidemiológica y sanitaria.

Bosch señala que la prueba piloto que se hizo en el barrio de las Corts de Barcelona tuvo una participación muy alta y que ahora la idea es desplegar la criba en toda Cataluña, si bien dependerá de Salud como activarla, si en una determinada zona o bien en grupos de edad concretos.

La vicepresidenta del COFB indica que no sabe cuando se pondrá en marcha y reconoce que la situación de la Covid-19 es muy variable en estos momentos y son los epidemiólogos los que tienen que decidir cuando es más oportuno empezarla.

Se trata de un proyecto que anunció Salud antes de Navidad con la voluntad de ser masivo en Cataluña, pero que se ha ido posponiendo. Consiste en la recogida de un kit en la farmacia para que cada persona se extraiga ella misma una muestra nasal para una prueba PCR. La muestra se llevará a la farmacia, que lo enviará al laboratorio para analizarla. El proyecto replica el sistema del programa de detección temprana del cáncer de colon.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*