«Los farmacéuticos jugamos un papel indiscutible como agentes de salud y profesionales del medicamento», Mario Dominguez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Rioja

Mario Domínguez, presidente del Colegio de Farmacéuticos. / Fernando Díaz

Mario Domínguez, presidente del Colegio de Farmacéuticos. / Fernando Díaz

LOGROÑO. Sábado, 10 abril 2021, 13:09

Mario Domínguez preside el Colegio de Farmacéuticos de la Rioja que, según explica, «agrupa y representa institucionalmente de forma exclusiva a la profesión, en el ámbito de su competencia, y vela por la satisfacción de los intereses generales de la profesión, así como de los consumidores y usuarios de los servicios de sus colegiados».

– Ustedes tienen una sólida formación en materia de salud, pero en muchos casos quedan relegados a la función de ‘vendedores’ de medicamentos, ¿por qué?

– Efectivamente, los farmacéuticos somos profesionales con una formación altamente cualificada, tanto científica como sanitariamente. La labor sanitaria y científica de los farmacéuticos, en todos los ámbitos de ejercicio (oficina de farmacia, farmacia hospitalaria, salud pública, distribución farmacéutica, docencia, investigación, industria farmacéutica, análisis clínico, etc.) es innegable, pero quizá por ser la oficina de farmacia el servicio más visible hace que, en ciertas ocasiones, se nos pueda considerar como ‘meros dispensadores de medicamentos’, una percepción que no es mayoritaria. En el último año, con la pandemia, se ha puesto de relieve, más si cabe, la ingente labor sanitaria que la farmacia riojana viene realizando, garantizando el acceso a los medicamentos de todos los riojanos, realizando atención farmacéutica y atención sanitaria cada día. Incluso en los peores momentos de la pandemia, cuando el acceso a los profesionales sanitarios ha sido muy complicado, la farmacia siempre se ha mantenido abierta y accesible a la ciudadanía.

«El farmacéutico suele ser el nexo de unión entre el paciente y el sistema sanitario»

«Los equipos multidisciplinares de salud deben incorporar a los farmacéuticos»

– ¿No los infrautiliza el propio sistema sanitario? ¿No podían jugar un papel aún más importante durante esta crisis sanitaria, por ejemplo, realizando test de antígenos?

– La farmacia riojana, del mismo modo que la española, a través del Colegio Oficial de Farmacéuticos, siempre se ha ofrecido a la autoridad sanitaria para todo aquello en lo que pudiéramos aportar. El objetivo: sumar para buscar soluciones para los riojanos. La farmacia, y toda la red de profesionales que la formamos, está infrautilizada. Debemos avanzar para buscar en cada momento, la mejor forma de colaborar, en aspectos que van desde la cooperación con atención primaria o la mejora de las comunicaciones entre los profesionales y los diferentes niveles asistenciales, hasta el trabajo en la adherencia a los medicamentos y cronicidad. En este último aspecto, la oficina de farmacia siempre debe estar presente. Cualquier iniciativa al respecto que se ponga en marcha, en la que la farmacia, no esté presente, será una iniciativa abocada al fracaso. Los pacientes por donde periódicamente pasan a por su medicación es por la oficina de farmacia, y es ahí donde se puede y se debe detectar cualquier problema de adherencia o con la medicación.

– ¿No están ustedes más valorados por la propia ciudadanía que por las autoridades sanitarias?

– La ciudadanía nos valora sin duda alguna. Así lo dicen los estudios y los datos: somos la segunda profesión más valorada (y la primera profesión sanitaria). Desde las administraciones, la autoridad sanitaria también nos valora, y es perfectamente consciente de la labor sanitaria y social que desarrollamos, así como del potencial de la red farmacéutica en España y de la altísima cualificación de los profesionales que la formamos. Lo que falta a las diferentes administraciones es firme decisión y una apuesta, sin complejos, por avanzar de la mano, buscando y consiguiendo, lazos de colaboración entre todo el sistema sanitario. Tenemos que pensar juntos en lo mejor para el paciente, en lo mejor para la salud de los ciudadanos, en nuestro caso, de los riojanos. El farmacéutico es el profesional sanitario más accesible y cercano al paciente. Es, en muchos casos, el nexo de unión entre la sociedad y el sistema. La farmacia en España, gracias a su actual modelo, brinda una red de farmacias y de profesionales sinigual, está disponible 24 horas al día, sin cita previa. La farmacia y los farmacéuticos de La Rioja jugamos un papel indiscutible como agentes de salud y como los profesionales del medicamento que somos.

– A otro nivel, pero la industria farmacéutica es ahora la gran esperanza para solucionar la crisis con la producción y distribución de las vacunas, ¿cómo viven ustedes las controversias que están surgiendo con las tiranteces comerciales o incluso el cuestionamiento de las vacunas de algunas marcas?

– La industria farmacéutica ha hecho, y está haciendo, un esfuerzo titánico para conseguir desarrollar soluciones en el más breve plazo de tiempo posible, al tiempo que se garantiza la seguridad de los pacientes. Para ello están las diferentes agencias del medicamento, a quienes compete garantizar la seguridad así como autorizar cada uno de los medicamentos (las vacunas son medicamentos). Los farmacéuticos, vivimos esta situación desde el convencimiento de que es la ciencia la que ha permitido, y seguirá permitiendo, evolucionar a la humanidad. Debemos confiar en ella. Respecto a las vacunas, no hay duda de que han sido uno de los grandes avances de la humanidad, equiparable a la potabilización del agua, la fertilización de los campos, etc.

– ¿Qué papel puede jugar la farmacia y los farmacéuticos en labores preventivas para la salud?

– La farmacia y los farmacéuticos, como he mencionado anteriormente, debemos pasar a formar parte de los equipos multidisciplinares de salud; integrarnos y colaborar activamente con todos los profesionales de la salud, y aprovechar la distribución y la capilaridad de las oficinas de farmacia, así como las capacidades de la farmacia hospitalaria y de los farmacéuticos analistas y de salud pública, para buscar sinergias con el sistema sanitario y que el paciente sea el beneficiado. Hay labores que evidencian lo positivo de esta cooperación: la educación sanitaria, la concienciación en hábitos de vida saludable, el control de las presión arterial, la revisión y control de la adherencia y cronicidad de los pacientes, en estrecha colaboración con la administración, con el médico prescriptor y con los diferentes profesionales sanitarios; también se han demostrado resultados muy positivos en programas de deshabituación tabáquica, por ejemplo.

No quiero terminar sin reconocer y agradecer, una vez más, a todos los farmacéuticos que, este último año más si cabe, en condiciones a veces muy complicadas, han estado siempre al lado del paciente, al lado del ciudadano. Desde la oficina de farmacia, la farmacia hospitalaria, la distribución farmacéutica, la salud pública, los análisis clínicos, la docencia, la investigación, etc. hemos dado solución a problemas de salud y garantizado el acceso a los medicamentos en cada momento.

Asimismo, quiero poner en valor a la farmacia rural, la farmacia que está en pueblos muy pequeños, donde muy pocos servicios quedan, en condiciones a veces muy complicadas, y que desarrolla su labor con una entrega y profesionalidad intachable.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede sin límites durante 3 MESES por solo 9,99€. Sin compromiso de permanencia

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede sin límites durante 3 MESES por solo 9,99€. Sin compromiso de permanencia

Mario Domínguez preside el Colegio de Farmacéuticos de la Rioja que, según explica, «agrupa y representa institucionalmente de forma exclusiva a la profesión, en el ámbito de su competencia, y vela por la satisfacción de los intereses generales de la profesión, así como de los consumidores y usuarios de los servicios de sus colegiados».

– Ustedes tienen una sólida formación en materia de salud, pero en muchos casos quedan relegados a la función de ‘vendedores’ de medicamentos, ¿por qué?

– Efectivamente, los farmacéuticos somos profesionales con una formación altamente cualificada, tanto científica como sanitariamente. La labor sanitaria y científica de los farmacéuticos, en todos los ámbitos de ejercicio (oficina de farmacia, farmacia hospitalaria, salud pública, distribución farmacéutica, docencia, investigación, industria farmacéutica, análisis clínico, etc.) es innegable, pero quizá por ser la oficina de farmacia el servicio más visible hace que, en ciertas ocasiones, se nos pueda considerar como ‘meros dispensadores de medicamentos’, una percepción que no es mayoritaria. En el último año, con la pandemia, se ha puesto de relieve, más si cabe, la ingente labor sanitaria que la farmacia riojana viene realizando, garantizando el acceso a los medicamentos de todos los riojanos, realizando atención farmacéutica y atención sanitaria cada día. Incluso en los peores momentos de la pandemia, cuando el acceso a los profesionales sanitarios ha sido muy complicado, la farmacia siempre se ha mantenido abierta y accesible a la ciudadanía.

«El farmacéutico suele ser el nexo de unión entre el paciente y el sistema sanitario»

«Los equipos multidisciplinares de salud deben incorporar a los farmacéuticos»

– ¿No los infrautiliza el propio sistema sanitario? ¿No podían jugar un papel aún más importante durante esta crisis sanitaria, por ejemplo, realizando test de antígenos?

– La farmacia riojana, del mismo modo que la española, a través del Colegio Oficial de Farmacéuticos, siempre se ha ofrecido a la autoridad sanitaria para todo aquello en lo que pudiéramos aportar. El objetivo: sumar para buscar soluciones para los riojanos. La farmacia, y toda la red de profesionales que la formamos, está infrautilizada. Debemos avanzar para buscar en cada momento, la mejor forma de colaborar, en aspectos que van desde la cooperación con atención primaria o la mejora de las comunicaciones entre los profesionales y los diferentes niveles asistenciales, hasta el trabajo en la adherencia a los medicamentos y cronicidad. En este último aspecto, la oficina de farmacia siempre debe estar presente. Cualquier iniciativa al respecto que se ponga en marcha, en la que la farmacia, no esté presente, será una iniciativa abocada al fracaso. Los pacientes por donde periódicamente pasan a por su medicación es por la oficina de farmacia, y es ahí donde se puede y se debe detectar cualquier problema de adherencia o con la medicación.

– ¿No están ustedes más valorados por la propia ciudadanía que por las autoridades sanitarias?

– La ciudadanía nos valora sin duda alguna. Así lo dicen los estudios y los datos: somos la segunda profesión más valorada (y la primera profesión sanitaria). Desde las administraciones, la autoridad sanitaria también nos valora, y es perfectamente consciente de la labor sanitaria y social que desarrollamos, así como del potencial de la red farmacéutica en España y de la altísima cualificación de los profesionales que la formamos. Lo que falta a las diferentes administraciones es firme decisión y una apuesta, sin complejos, por avanzar de la mano, buscando y consiguiendo, lazos de colaboración entre todo el sistema sanitario. Tenemos que pensar juntos en lo mejor para el paciente, en lo mejor para la salud de los ciudadanos, en nuestro caso, de los riojanos. El farmacéutico es el profesional sanitario más accesible y cercano al paciente. Es, en muchos casos, el nexo de unión entre la sociedad y el sistema. La farmacia en España, gracias a su actual modelo, brinda una red de farmacias y de profesionales sinigual, está disponible 24 horas al día, sin cita previa. La farmacia y los farmacéuticos de La Rioja jugamos un papel indiscutible como agentes de salud y como los profesionales del medicamento que somos.

– A otro nivel, pero la industria farmacéutica es ahora la gran esperanza para solucionar la crisis con la producción y distribución de las vacunas, ¿cómo viven ustedes las controversias que están surgiendo con las tiranteces comerciales o incluso el cuestionamiento de las vacunas de algunas marcas?

– La industria farmacéutica ha hecho, y está haciendo, un esfuerzo titánico para conseguir desarrollar soluciones en el más breve plazo de tiempo posible, al tiempo que se garantiza la seguridad de los pacientes. Para ello están las diferentes agencias del medicamento, a quienes compete garantizar la seguridad así como autorizar cada uno de los medicamentos (las vacunas son medicamentos). Los farmacéuticos, vivimos esta situación desde el convencimiento de que es la ciencia la que ha permitido, y seguirá permitiendo, evolucionar a la humanidad. Debemos confiar en ella. Respecto a las vacunas, no hay duda de que han sido uno de los grandes avances de la humanidad, equiparable a la potabilización del agua, la fertilización de los campos, etc.

– ¿Qué papel puede jugar la farmacia y los farmacéuticos en labores preventivas para la salud?

– La farmacia y los farmacéuticos, como he mencionado anteriormente, debemos pasar a formar parte de los equipos multidisciplinares de salud; integrarnos y colaborar activamente con todos los profesionales de la salud, y aprovechar la distribución y la capilaridad de las oficinas de farmacia, así como las capacidades de la farmacia hospitalaria y de los farmacéuticos analistas y de salud pública, para buscar sinergias con el sistema sanitario y que el paciente sea el beneficiado. Hay labores que evidencian lo positivo de esta cooperación: la educación sanitaria, la concienciación en hábitos de vida saludable, el control de las presión arterial, la revisión y control de la adherencia y cronicidad de los pacientes, en estrecha colaboración con la administración, con el médico prescriptor y con los diferentes profesionales sanitarios; también se han demostrado resultados muy positivos en programas de deshabituación tabáquica, por ejemplo.

No quiero terminar sin reconocer y agradecer, una vez más, a todos los farmacéuticos que, este último año más si cabe, en condiciones a veces muy complicadas, han estado siempre al lado del paciente, al lado del ciudadano. Desde la oficina de farmacia, la farmacia hospitalaria, la distribución farmacéutica, la salud pública, los análisis clínicos, la docencia, la investigación, etc. hemos dado solución a problemas de salud y garantizado el acceso a los medicamentos en cada momento.

Asimismo, quiero poner en valor a la farmacia rural, la farmacia que está en pueblos muy pequeños, donde muy pocos servicios quedan, en condiciones a veces muy complicadas, y que desarrolla su labor con una entrega y profesionalidad intachable.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*