Robles agradece a la Inspección General de Sanidad de la Defensa su esfuerzo y dedicación durante la pandemia

27/04/2021 Twitter En el Hospital Central de la Defensa ‘Gómez Ulla’

Desde el inicio de la vacunación se confirma una tendencia a la baja en notificaciones y brotes en las Fuerzas Armadas

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha mantenido esta mañana una reunión con la Inspección General de Sanidad de la Defensa (IGESANDEF) para agradecer “el trabajo en equipo que están haciendo” y conocer la evolución de la situación, así como las novedades en las que se investiga.

La ministra, y la subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, acompañadas por el inspector jefe del IGESANDEF, general de Brigada Juan Sánchez Ramos, han atendido a breves exposiciones sobre la atención asistencial, las medidas preventivas, la vigilancia epidemiológica o la vacunación por parte de responsables de la sanidad militar.

El director del Hospital de la Defensa ‘Gómez Ulla’, general de Brigada médico Miguel Fernández Tapia-Ruano ha explicado que “a día de hoy tenemos ingresados 32 pacientes Covid, de los cuales 11 están en la UVI” y que ha finalizado la vacunación completa en el 90 por ciento del personal.

“En ningún momento hemos dejado de hacer actividad quirúrgica durante la pandemia, y ahora hemos incrementado y estamos en 10 quirófanos más el de urgencias”, ha dicho Tapia-Ruano.

La ministra ha elogiado al centro sanitario de la Defensa que “es un punto de referencia internacional”, lo que es un motivo para “sentirse satisfechos por su trabajo”.

Además, el HCD ‘Gómez Ulla’, Centro de Vida y de Esperanza (en su nombre completo) mantiene su actividad de docencia e investigación, con casi 300 alumnos, 25 tesis doctorales y más de 150 artículos publicados en revistas científicas.

Por su parte, la teniente coronel médico María del Carmen Ariñez, directora del Instituto de Medicina Preventiva de la Defensa, ha señalado que desde el inicio de la vacunación contra el COVID en las Fuerzas Armadas, el día 5 de enero, “se ha visto una tendencia a la baja en las notificaciones y en los brotes”.

A día de hoy, los vacunados en las Fuerzas Armadas son 70.812 personas, de los cuales 5.849 tienen la pauta completa.

También explicó la importancia de una buena prevención, como es el caso del buque escuela ‘Juan Sebastián de Elcano’, que se encuentra realizando su XI vuelta al mundo. “Nos aseguramos que no iba nadie positivo dentro del barco gracias a una cuarentena estricta antes de salir”, y tras meses de navegación y mantener las medidas preventivas “no han presentado casos”.

EL RETO DEL PLASMA SANGUÍNEO

La directora del Centro de Transfusiones de las Fuerzas Armadas, teniente coronel médico Ascensión Ramos, ha contado el reto en el que están trabajando en su departamento: el uso de componente sanguíneo de donantes convalecientes de COVID-19.

En marzo de 2020 iniciaron una colaboración con el ensayo clínico ‘ConPlas-19’ con el Hospital Puerta de Hierro y el Instituto de Salud Carlos III, consistente en inactivar el plasma sanguíneo de pacientes en fase temprana de COVID.

“Tenemos un equipo que depura el plasma de los posibles patógenos que tenga ese plasma, esa era nuestra misión”, ha resumido Ramos sobre un ensayo que a día de hoy está cerrado y a la espera de los resultados definitivos y su aprobación por parte del Ministerio de Sanidad y la Unión Europea.

“Todo indica que ha ido muy bien”, ha finalizado.