Los farmacéuticos elaboran un documento de diagnóstico precoz del cáncer de próstata

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) –

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a través de su Vocalía Nacional de Analistas Clínicos, ha elaborado el documento técnico Diagnóstico precoz de la patología prostática que facilite avanzar en esa dirección.

Y es que, el cáncer de próstata, como una gran parte de los tumores malignos, no causa ninguna alteración perceptible por el paciente en las fases iniciales de la enfermedad. Precisamente, porque muchos hombres con cáncer de próstata se encuentran asintomáticos, el primer signo de la enfermedad será un hallazgo casual en una analítica rutinaria de un PSA (Antígeno prostático específico) elevado.

El PSA es una proteína producida, casi exclusivamente en la próstata, que se segrega junto con el semen, de la que una pequeña cantidad pasa a la sangre. En consecuencia, con una pequeña muestra de sangre el farmacéutico analista va a poder determinar los niveles de PSA.

En estos momentos, el análisis del PSA está considerada como una prueba diagnóstica objetiva de gran ayuda para establecer la sospecha de que exista la posibilidad de tener un cáncer de próstata. Son tumores que evolucionan lentamente y normalmente la sintomatología va a presentarse en etapas más avanzadas del proceso.

Entre esos síntomas locales, pueden encontrarse urgencia de orinar frecuentemente, pérdida involuntaria de la orina, aumento de la frecuencia de orinar; flujo miccional débil o interrumpido, necesidad de hacer fuerza para vaciar la vejiga, dolor y escozor durante la micción, sangre en la orina, o disfunción eréctil.

Además, existen algunos síntomas generales que suelen aparecer en las fases más avanzadas de la enfermedad, como son la pérdida de peso o apetito, dolor óseo localizado, e incluso insuficiencia renal. Si se aprecia cualquiera de los síntomas mencionados, los farmacéuticos destacan la importancia de acudir al médico para que solicite realizar las pruebas necesarias, entre las que se incluirá un análisis del PSA, y pueda hacer un diagnóstico cuanto antes.

En todo caso, habrá que tener en cuenta que los valores normales del PSA pueden variar, simplemente, por razones de edad y volumen prostático. A más edad y mayor volumen prostático pueden aparecer niveles de PSA elevados sin que haya presencia de un cáncer de próstata.

Según datos recientes de la Asociación Española Contra el Cáncer, el de próstata es el segundo cáncer más frecuente entre los hombres, con cerca de 1,3 millones de casos anuales en todo el mundo, representando el 13,5 por ciento de todos los tumores masculinos.

En España se estima que el número de fallecidos a causa de este tumor no alcanza los 6.000, y que se producen en torno a 33.000 nuevos diagnósticos cada año, una incidencia similar al resto de países desarrollados. Asimismo, es una enfermedad que rara vez ocurre antes de los 40 años, y que aproximadamente el 60 % de los casos se diagnostican en hombres de más de 65 años, situándose la edad media en 69 años.

Hasta 9 de cada 10 cánceres se detectan cuando la enfermedad se encuentra únicamente en la próstata, esto se conoce como estadio local o regional. En estos casos, la tasa de supervivencia a 5 años para la mayoría de las personas con cáncer de próstata local o regional es casi del cien por cien.

Mientras que las personas diagnosticadas con cáncer de próstata que se ha diseminado a otras partes del cuerpo, la tasa de supervivencia a 5 años baja considerablemente. Por ello, los farmacéuticos han insistido en que realizar una prueba PSA, como parte de un diagnóstico precoz del cáncer de próstata, facilita enfrentarse con éxito a esta enfermedad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*