Farmacéuticos y reumatólogos lanzan una campaña para la detección precoz de enfermedades reumáticas en las farmacias

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)
La Sociedad Española de Reumatología (SER) y el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, con el apoyo de la Fundación Viatris, han puesto en marcha la campaña ‘Escucha a tu cuerpo’, con el objetivo de facilitar la detección precoz de enfermedades reumáticas desde las farmacias.

En concreto, con la iniciativa se busca mejorar el conocimiento de los farmacéuticos comunitarios, así como de la población general, en enfermedades reumáticas; además de favorecer la derivación, por parte del farmacéutico, al médico de Atención Primaria (AP) y posteriormente reumatólogo ante la sospecha de síntomas de estas enfermedades.

De esta forma, se han diseñado una serie de materiales, tales como una guía de derivación o la elaboración de tres infografías para sensibilizar acerca de la artritis reumatoide, la artrosis y la espondilitis anquilosante. Además, se distribuirán pósteres y pegatinas en las farmacias con un código para acceder directamente a la web de la campaña.

Así, en los materiales de la iniciativa aparecen imágenes del cuerpo con unos tatuajes que indican la enfermedad reumática que está teniendo el paciente en ese momento; por ejemplo, una rodilla con la palabra «artritis» tatuada, un codo con la palabra «lupus» o una espalda con la palabra «lumbalgia». «Lo que queremos transmitir con ello es que ojalá fuera así de sencillo que nuestro cuerpo se pudiera manifestar con lo que le está pasando, pero, como eso no es así y esto es una quimera, necesitamos identificar y que los farmacéuticos sospechen que ese paciente tiene ese problema», ha apuntado por su parte el director de la Fundación Viatris, Javier Anitua.

«Queremos resaltar que es necesario concienciar a la población de que las enfermedades reumáticas son importantes, afectan a muchas personas y se pueden prevenir. Sin embargo, nos tememos que estas tres reflexiones no son muy conocidas por la sociedad», ha razonado Anitua, reiterando que estas patologías «son importantes porque causan graves daños y son discapacitantes».

«Se tiene la idea de que estas enfermedades solo afectan a gente mayor, pero en realidad pueden aparecer en cualquier época de la vida» ha destacado por su parte el reumatólogo Marcos Paulino, miembro de la SER, durante la presentación de la campaña. En este sentido, ha recordado que 1 de cada 10 niños desarrolla una artritis idiopática juvenil. Además, según datos de la SER, 1 de cada 4 adultos españoles padece una enfermedad reumática. De hecho, ha precisado, estas enfermedades son la primera causa de incapacidad o de jubilación por enfermedad, por encima de las enfermedades cardiovasculares o respiratorias. Además, las enfermedades reumáticas son la cuarta causa de baja laboral.

Por tanto, ha recordado, una de las claves para prevenir este tipo de enfermedades, o al menos de limitar sus efectos, está en el diagnóstico precoz. «Cuanto antes se detecte la enfermedad, más se limitan las posibles secuelas que pueden aparecer», ha recordado, incidiendo en la importancia del papel de los farmacéuticos como puerta de entrada al sistema sanitario y, por tanto, como precursores del diagnóstico temprano de estas patologías, al derivar al médico de AP ante la identificación de síntomas en los clientes.

SÍNTOMAS QUE SE PUEDEN IDENTIFICAR EN LAS FARMACIAS
Así las cosas, según el vicepresidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Juan Pedro Rísquez, algunos de los signos y síntomas que se pueden encontrar en las farmacias son: inflamación y dolor articular, enrojecimiento, sensación de calor en la articulación, dificultad para el movimiento de la articulación después de un tiempo de reposo, cansancio generalizado, insomnio, pérdida de peso y apetito, bajo estado de ánimo, aparición bultos o lesiones en la piel, enrojecimiento de ojos y problemas de visión, entre otros.

Por otro lado, como ha puntualizado Rísquez, en determinadas ocasiones, en la farmacia también podrían producirse consultas en las que una persona mencionase algunos síntomas indicativos de enfermedad reumática, pero que, sin embargo, han aparecido después del inicio de un tratamiento con un determinado medicamento. «Es decir, también existen reumatismos que están asociados al uso de medicamentos que se producen como una reacción adversa a los mismos», ha explicado.

En cualquiera de los casos, ha incidido, ante la sospecha de enfermedad reumática inicial, se debe establecer una buena comunicación entre el farmacéutico comunitario y el médico de AP, quien determinará si la persona debe ser vista por un especialista en Reumatología. «Todo ello redundará en la minimización del impacto y de las consecuencias de estas enfermedades en la calidad de vida de las personas afectadas por las mismas», ha concluido.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*