Las farmacias de Alicante venderán los primeros test rápidos sin receta para diagnosticar el coronavirus

Hasta el momento, en las farmacias pueden encontrarse pruebas rápidas que se venden con receta médica y sirven para detectar la presencia de anticuerpos frente al covid, es decir, revelan si la persona ha pasado el coronavirus y ha desarrollado inmunidad frente a la enfermedad. La novedad de estos nuevos test es que detectan una proteína del SARS-CoV-2 y por tanto informan si la persona padece la enfermedad en ese momento.

La venta de este tipo de pruebas diagnósticas en las farmacias ha generado polémica desde los primeros meses de la pandemia. Había comunidades, como Madrid o Cataluña, que reclamaban su dispensación en farmacias para poder detectar un mayor número de casos. En la Comunidad Valenciana, Sanidad siempre se ha mostrado contraria a la venta libre de estas pruebas y ha preferido la centralización de todos los diagnósticos en los servicios de Salud Pública.

Ahora el ministerio justifica que los test lleguen a las farmacias sin receta en la descarga que va a suponer para el sistema sanitario, tal y como consta en el borrador del real decreto que se va a modificar. «La disponibilidad de estos productos permitirá a la población general la realización de las pruebas sin la intervención de un profesional sanitario, lo que por un lado reducirá en cierta medida la presión asistencial de los centros sanitarios y, por el otro permitirá la identificación rápida de sospechas de casos positivos». Sanidad también cree que la introducción de estas pruebas en las farmacias ayudará a ir aliviando las restricciones impuestas por el covid. «Ayudará a controlar eficazmente la progresión de la pandemia y por lo tanto a la disminución de las restricciones de movilidad y a la reanudación de las actividades normales».

Según explican farmacéuticos consultados por este periódico, el test rápido de antígenos se pondrá a la venta a un precio de 12 euros cada prueba. Son válidos para personas que tienen síntomas de la enfermedad, no así en asintomáticos, y ofrecen resultados en apenas 15 minutos. Esta prueba permite al usuario recoger su propia muestra, de manera no invasiva, ya que ésta se toma de las fosas nasales anteriores y no requiere introducir el bastoncillo con profundidad. «De cara al otoño y al invierno puede ser gran utilidad, ya que ante síntomas de un catarro, el paciente podrá saber rápidamente si tiene o no covid, igual que ahora en primavera para diferenciar una alergia de la enfermedad vírica», señalaba esta semana un farmacéutico de la ciudad de Alicante. El laboratorio que los va a introducir en España sostiene que el test cuenta con una sensibilidad del 96,77% y una especificidad del 99,20%.

Expertos en Medicina Preventiva, como Juan Francisco Navarro, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva, cree que en momentos de baja incidencia como el que vivimos, la venta de estas pruebas en farmacias no tiene sentido. «Ahora que hay pocos casos, éstos tienen que ser bien manejados para garantizar que se cumple el periodo de aislamiento». También advierte Navarro que ante la presencia de pocos síntomas, la prueba pierde validez frente a una PCR y pude dar lugar a un falso negativo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*