La importancia de adquirir los test de antígenos en farmacia

Desde el pasado 22 de julio, las farmacias de toda España asisten impertérritas a un auténtico aluvión de clientes que acuden a comprar su test de antígenos, algo que antes no era posible si no se presentaba la oportuna receta. Pero el actual Real Decreto ha suprimido este requisito y quien lo desee puede adquirirlo.

En concreto, se ha especificado en el apartado 6 del artículo 13 que no se exigirá presentar una prescripción médica para la venta de test de detección de la COVID-19, al igual que ya ocurre con las pruebas que identifican el virus del VIH que pueden comprarse sin más.

[Img #282288]

Eso sí, debemos dejar bien sentado que dichas pruebas solo se pueden vender en las farmacias. Estos son los únicos canales de venta autorizados por la ley. En el caso de escoger otras alternativas, no tenemos garantía alguna de estar recibiendo un producto válido.

Lo cierto es que antes de esa fecha los test de antígenos únicamente podían despacharse bajo prescripción médica, pero el gobierno ha dado un volantazo en este asunto pues ha concedido vía libre a su venta sin necesidad de que un médico lo avale.

Pero ¿en qué nos debemos fijar a la hora de comprar estas pruebas y, de esta manera, estar seguros de que nos llevamos a casa un producto que ofrece garantías?

En concreto, nos debemos fijar en los siguientes aspectos:

  • Llevar el marcado CE.
  • Deben figurar los cuatro dígitos correspondientes al organismo que lo ha evaluado.
  • Cumplir con los requisitos mínimos de rendimiento de ≥ sensibilidad del 90 % y ≥ especificidad del 97 %.
  • Tienen que haber sido validados en al menos un estado miembro como apropiados para la COVID-19.
  • Debe incluir cómo emplearlo e interpretar adecuadamente los resultados.

Al respecto, existe una lista común en los Estados miembros acerca de las pruebas rápidas de antígenos que se encuentran aprobadas. Existe, asimismo, el compromiso de que se vayan realizando actualizaciones en ese directorio en las que se tendrán en cuenta cómo pueden afectar las mutaciones del virus SARS-CoV-2 a la eficacia de la prueba. De esta manera, se irán excluyendo del citado listado aquellos test que ya no se consideren eficaces.

Debemos tener muy presentes estas recomendaciones pues ya el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña (CCFC) advirtió del riesgo que suponía para la salud de las personas recurrir a test de antígenos que se suelen vender a través de internet en espacios que no han sido autorizados para ello, que carecen de controles, registros o cualquier garantía de seguridad o validación sanitaria.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*