Los laboratorios hacen el ‘agosto’ pese a los test de antígenos baratos para casa

Actualizado

Las empresas que realizan pruebas PCR reconocen que siguen recibiendo peticiones debido al aumento de movilidad y los viajes pese a la venta de pruebas en farmacias

Varias personas esperan su turno en el exterior de un laboratorio de Castellón.
Varias personas esperan su turno en el exterior de un laboratorio de Castellón.E.M.

Los laboratorios no paran en agosto. El mes vacacional por excelencia, unido a la quinta ola, ha hecho que sean muchos los que acudan a estas instalaciones para someterse a pruebas que determinen, por ejemplo, la positividad en Covid-19. Uno de esos laboratorios, Calderón, lleva un verano frenético.

Su gerente reconoce que son numerosas las personas que desde que abren, a primera hora de la mañana, guardan cola para someterse a una PCR o test de antígenos. «Son muchas las personas que acuden, aunque el volumen depende de como vayan modificándose las exigencias de entrada para cada país».

Desde este laboratorio, ubicado en la calle Colón, en pleno centro no se concreta cuántas pruebas pueden realizarse cada día y aseguran que es una cifra «muy variable» dependiendo de las fechas.

Respecto al perfil del cliente que acude a hacerse una PCR, desde los laboratorios Calderón se advierte que «principalmente son personas que demandan una prueba negativa para viajar, pero en algunas ocasiones también para ver posibles contagios por contactos más o menos directos con algún afectado».

Se da la circunstancia de que desde este pasado mes de julio, lasfarmacias están vendiendo ya test de antígenos para que los clientes puedan realizarse las pruebas directamente en sus casas. Sin embargo, pese a la posibilidad de recurrir a estas pruebas, desde Calderón explican que «no se ha notado de forma significativa» en el número de personas que acuden a su establecimiento.

No es el único laboratorio que está viendo como la presencia de clientes provoca colas en sus accesos. El laboratorio Echevarne, en la plaza de la Muralla Liberal, también registraba esta semana presencia de clientes dispuestos a someterse a una prueba PCR o un test de antígenos.

El coste de una prueba PCR varía entre los 70 y los 100 euros en función del laboratorio que se escoja. En cambio, un test de antígenos suele costar alrededor de 20 o 30 euros. Más barato resulta si se acude a una farmacia, donde su precio se sitúa entre los 7 y 10 euros, así como el pack de 5 test puede costar entre 35 y 38 euros.

«Durante las últimas semanas nos han telefoneado muchos ciudadanos para saber si tenemos test a la venta», pone de relieve una farmacéutica de la capital de La Plana, quien indica que además de las personas que albergan una sospecha de haber contraído la Covid-19 estos test de autodiagnóstico son ideales para pescar asintomáticos entre los más afectados por la quinta ola, es decir los adolescentes y jóvenes.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*