Por qué Mercadona, Carrefour o Lidl venden test Covid en países de Europa, pero no pueden en España

Desde casi el inicio de la pandemia, los supermercados han aportado su granito de arena en esta crisis llegando a incluir entre sus productos de venta geles hidroalcohólicos o mascarillas. En marzo de este año, Lidl o Carrefour comenzaron a vender test de autodiagnóstico de la Covid en Alemania y Francia, respectivamente. Y ahora se ha sumado Mercadona en Portugal

Noticias relacionadas

En concreto, la compañía que preside Juan Roig ha empezado a vender estas pruebas a un precio de 2,10 euros por cada kit fabricado por Genrui Biotech. Cada caja de este producto contiene una tira reactiva, un tubo de extracción, un hisopo nasal, una bolsa de muestras bioseguras e instrucciones de uso.

Desde principios de marzo, Lidl y Aldi comenzaron a vender test rápidos en sus supermercados. Por ejemplo, Aldi vendía envases de cinco test rápidos a 25 euros la caja; mientras que Lidl arrancó la venta online y en cuestión de días se colapsó el servidor de la cantidad de personas que entraron a comprar su prueba de autodiagnóstico.

Tras esto, Carrefour lanzó a la venta estas pruebas con un millón inicialmente. Los precios en cajas fueron de 20 test a 40 euros, o dos euros la unidad, antes de venderse en cajas de cinco a 15 euros, a un precio unitario de 3 euros.

Y, por último, Amazon también ha entrado en este mercado vendiendo test; aunque solo los comercializa en EEUU. 

¿Y en España?

En España la película es bien distinta. Ni Mercadona, ni Lidl ni ningún supermercado pueden vender test Covid por el momento ya que solo se pueden comprar en farmacias, tal y como estipula el Real Decreto que el Consejo de Ministros aprobó para la venta a partir del 20 de julio de test de autodiagnóstico sin receta en las farmacias. Y, en principio, no hay intención de cambiar esta situación. 

El precio en farmacia oscila entre los 3 y los 12 euros. Desde entonces, los ciudadanos podrán adquirir dos tipos de test. Por un lado, los de antígenos, que deben realizarse en los primeros cinco días desde la aparición de los síntomas, cuando la carga viral es más alta.

Por otro, los de anticuerpos, que se emplean para analizar la respuesta inmunológica del individuo, es decir, para confirmar que se ha padecido la Covid-19 aunque no se haya tenido síntomas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*