¿Te pueden multar si conduces bajo los efectos de antidepresivos o ansiolíticos?

Las restricciones, los confinamientos, el aislamiento y el miedo generalizado que ha provocado la pandemia han afectado a todos los ámbitos de nuestra vida, especialmente en lo que respecta a bienestar y salud mental. Esta situación ha provocado un incremento en la toma de medicamentos para patologías como la ansiedad, la depresión o el trastorno del sueño, según se desprende de los datos de 2020 analizados por el Consejo General de Farmacéuticos.

Aunque el consumo de este tipo de fármacos ha aumentado, sigue habiendo un gran desconocimiento en torno a sus efectos y cómo estos pueden ser incompatibles con ciertas actividades como, por ejemplo, la conducción.

Aunque el consumo de psicofármacos ha aumentado, sigue habiendo un gran desconocimiento en torno a sus efectos

Aunque el consumo de psicofármacos ha aumentado, sigue habiendo un gran desconocimiento en torno a sus efectos

Getty Images/iStockphoto

¿Está prohibido conducir si tomo este tipo de medicamentos?

Por norma general no, sin embargo, siempre deberás contar con una prescripción médica, que el tratamiento tenga una finalidad terapéutica y que el consumo de estos fármacos no tenga efectos negativos a la conducción. Así lo expone el estudio Medicación y conducción: un cocktail mortal. Consumo de medicamentos entre los conductores españoles (2010-2019), realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con FESVIAL (Fundación Española para la Seguridad Vial), y que analiza cómo ha afectado el consumo de psicofármacos a la seguridad vial en la última década.

¿Pueden sancionarme por ello?

La legislación es compleja, pero puede ser una conducta sancionable. En realidad, hay dos vías por las cuales te pueden multar si conduces habiendo tomado este tipo de sustancias: la administrativa y la penal. En el caso de la administrativa, en el artículo 14 del Real Decreto 6/2015 de 30 octubre por el que se aprueba el texto refundido de Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad Vial, se hace referencia a que “no puede circular por las vías objeto de esta ley el conductor de cualquier vehículo con tasas de alcohol superiores a las que reglamentariamente se determine. Tampoco puede hacerlo el conductor de cualquier vehículo con presencia de drogas en el organismo, de las que se excluyen aquellas sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica, siempre que se esté en condiciones de utilizar el vehículo conforme a la obligación de diligencia, precaución y no distracción establecida en el artículo 10”.

Cuando recibes una multa y no estás de acuerdo con los motivos de la sanción puedes presentar alegaciones

La multa por conducir bajo los efectos de ciertos medicamentos podría llegar a ser de 1.000 euros y 6 puntos

Getty Images

Esto significa que, en este caso, se incluirían dentro del concepto de sustancias prohibidas a la hora de conducir aquellos medicamentos que no hayan sido recetados y que no tengan una finalidad terapéutica. A pesar de que al buscar la sanción administrativa concreta no se encuentra nada específico respecto al tema, sabemos que en España, conducir con presencia de drogas en el organismo se sanciona con multas de 1.000 euros y pérdida de 6 puntos en el permiso de conducir, lo que justificaría que en el estudio indiquen que el consumo de medicamentos sin los requisitos mencionados podría llegar a ser sancionable con esa cantidad.

En cualquier caso, la persecución de este tipo de conductas es complicada, ya que no existen test reactivos para psicofármacos lo que hace que las sanciones sean escasas. La forma de detectarlos sería a través de análisis de sangre, tras lo cual el conductor tendría que justificar la prescripción de los citados fármacos.

La persecución de este tipo de conductas es complicada, ya que no existen test reactivos para psicofármacos 

La vía penal es mucho más clara. La Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre establece en el artículo 379.2 que “el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas” será castigado “con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

En cualquier caso, más allá de la sanción, estamos ante un problema grave, ya que, según la Fundación Línea Directa, el 12% de los conductores fallecidos en 2019 dieron positivo en psicofármacos.

Close up of nurse disinfecting male arm before blood test. Man is sitting on chair near medical set

La presencia de psicotrópicos en el organismo solo se puede detectar mediante análisis de sangre

Yakobchuk

¿El consumo de psicofármacos aumenta el riesgo de accidente?

Si el consumo es responsable, y se cumplen los requisitos anteriormente mencionados, no tiene por qué ser peligroso. Sin embargo, el estudio ha detectado que en los últimos tres años, el número de conductores fallecidos que dieron positivo en estas sustancias aumentó un 40%, unos datos preocupantes que demuestran una tendencia al alza, ya que el 11% de los españoles reconoce consumir más medicinas peligrosas para la conducción a raíz de la pandemia.

Esta realidad responde a la falta de conocimiento, ya que según indica el informe el 46% de los automovilistas españoles ignoran el significado del pictograma que advierte de que un medicamento puede afectar a la capacidad de conducir y 3 de cada 4 desconocen las consecuencias que pueden producir los medicamentos que consumen.

¿A qué se debe el efecto negativo que pueden tener algunos medicamentos sobre la conducción?

Según informa el Centro de Reconocimiento de Conductores (CRC) Certimedic, estos efectos responden a la capacidad depresora que tienen algunos fármacos sobre el Sistema Nervioso Central, provocando modificaciones en las condiciones psicofísicas del conductor (sensoriales, psicomotoras). También se deben a los efectos secundarios o no deseados que pueden producir: somnolencia, visión borrosa, agitación, sedación, pérdida de reflejos, hipoglucemia, etc. 

Si vemos este pictograma en nuestro fármaco, significa que tiene efectos sobre la conducción y que debemos leernos el prospecto

Si vemos este pictograma en nuestro fármaco, significa que tiene efectos sobre la conducción y que debemos leernos el prospecto

Terceros

¿Cuáles son los medicamentos que tienen más efectos adversos para la conducción?

Si bien es cierto que las consecuencias variarán en función del tipo de fármaco, de la dosis y de la persona, el estudio ha recogido los medicamentos que pueden ser más peligrosos para la conducción y sus principales efectos.

Hipnóticos

2

Ansiolíticos

3

Antipsicóticos

4

Antidepresivos

5

Antiepilépticos

6

Antiparkinsonianos

7

Antimigrañosos

8

Anestésicos

9

Antidemencia

Somnolencia

2

Menor atención

3

Menor capacidad de reacción

4

Mareo

5

Agitación

6

Alteración de la coordinación

7

Nerviosismo

8

Ansiedad

9

Episodios repentinos de sueño

10

Visión borrosa

11

Fatiga

12

Sensación de debilidad

13

Cansancio

14

Espasmos

Según datos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), los psicofármacos más detectados son los ansiolíticos y los antidepresivos, detectándose un incremento del 37% en el porcentaje de positivos en antidepresivos, (2019 comparado con 2018). Asimismo, el estudio destaca que en la última década casi 600 conductores fallecidos fueran policonsumidores, es decir, que mezclaron psicofármacos con alcohol (22%), con drogas (16%) y con alcohol y drogas a la vez (9%), en 2019.

¿A qué se debe esta situación?

El estudio apunta que 2 de cada 3 conductores afirman que el médico no les informa nunca o casi nunca sobre los efectos de la medicación en la conducción, un porcentaje que se eleva al 76% en el caso de los farmacéuticos. Además, el 40 % asegura que nunca le han preguntado si están bajo tratamiento farmacológico en la renovación del carnet. Sin embargo, estas explicaciones contrastan con el hecho de que más del 40% de los automovilistas reconocen que tampoco preguntan sobre las consecuencias de su tratamiento farmacológico a su médico y más del 50% no siempre lee el prospecto para informarse de esta cuestión. Unas cifras que preocupan teniendo en cuenta que 8 millones de conductores están en tratamiento médico y otros 2 millones podrían estar automedicándose.

2 de cada 3 conductores afirman que el médico no les informa nunca o casi nunca sobre los efectos de la medicación en la conducción

2 de cada 3 conductores afirman que el médico no les informa nunca o casi nunca sobre los efectos de la medicación en la conducción

Getty Images/iStockphoto

¿Cuál es el perfil del conductor accidentado?

Los datos analizados concluyen que los hombres sufren más accidentes y situaciones de riesgo que las mujeres, ya que ellas, según indica el informe, tienen un mayor conocimiento sobre el tema, suelen leer más el prospecto para comprobar sus efectos sobre la conducción y consideran que los psicofármacos pueden tener el mismo peligro que las drogas. En cuanto a la edad, las personas que registran más accidentes son las que tienen entre 35 y 44 años de edad, además se observa una fuerte tendencia a la reincidencia, ya que 2 de cada 3 conductores accidentados por consumo de fármacos son reincidentes.

Lee también

¿Qué medidas pueden disminuir el riesgo de sufrir un accidente cuando se está tomando algún medicamento?

Desde Certimedic recogen  los siguientes consejos.

Certimedic

1

No te automediques, ni tomes varios medicamentos a la vez si no es por prescripción médica, respetando las dosis y el tiempo indicado. Consulta siempre con tu médico e infórmale de tus hábitos de conducción para que el tratamiento prescrito sea seguro y tu médico te pueda informar correctamente de los riesgos a los que estás expuesto.

2

Infórmate de si el medicamento puede alterar la capacidad para conducir y sus efectos secundarios, para que en el caso de que aparezcan sepas reconocerlos.

3

Ten especial cuidado en las primeras horas o días del inicio de un tratamiento, cuando se añada otro medicamento o cuando se produzca un cambio de la dosis.

4

Si sigues un tratamiento crónico, no lo interrumpas por tu cuenta ni de forma brusca, déjalo en manos de tu médico.

5

No mezcles los medicamentos con alcohol o drogas, puede ser muy peligroso ya que se potencia sus efectos.

6

Si observas que la medicación interfiere en la conducción procura no conducir hasta que disminuyan o desaparezcan los síntomas.

7

Antes de conducir observa cómo reacciona tu cuerpo tras tomar la medicación.

8

Si influye en tus reflejos, capacidad de concentración o te produce excesiva somnolencia comunícaselo a tu médico y evita conducir.

9

Nunca utilices medicamentos recetados para otros.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*