«El valor de la cooperación es fundamental y la pandemia nos ha puesto en el camino correcto»

Noticias relacionadas

¿Qué ha aprendido España durante la pandemia de la Covid-19? Esa es la pregunta que han intentado resolver los representantes del sector sanitario y la industria farmacéutica durante la primera mesa del ‘II Simposio del Observatorio de la Sanidad: Las Lecciones de la Covid-19’ organizado por EL ESPAÑOL e Invertia y que se ha iniciado este lunes.

Durante la mesa redonda, ‘El sector sanitario español tras la pandemia: situación, desafíos, propuestas de mejoras y lecciones aprendidas’, médicos, farmacéuticos y representantes de la industria farmacéutica y de la tecnología sanitaria han puesto en valor el trabajo «coordinado» que han hecho entre la empresa privada y la pública para hacer frente a la Covid-19.

«Juntos, juntos, juntos», insistían los presidentes de los Consejos de Médicos y Farmacéuticos de España, Tomás Cobo y Jesús Aguilar, cuando recordaban los primeros meses de lucha contra la Covid. Palabras que recordaban al discurso de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la inauguración del evento y que se han visto reforzadas por la voz ‘ministerial’ presente en el foro de debate, la directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio.

4. El sector sanitario español tras la pandemia: situación, desafíos, propuestas de mejoras

«Hemos demostrado una gran capacidad de cooperación y coordinación. Un trabajo en equipo que se ha visto reflejado en las decisiones y reuniones semanales del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS)«, ha introducido.

Desde el punto de vista de la industria farmacéutica, Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, ha valorado el poder de la cooperación público-privada con un ejemplo claro: la puesta en marcha de una vacuna contra la Covid que «hemos sido capaces de sacar adelante en tan sólo nueve meses». «El valor de la cooperación es fundamental y la pandemia nos ha puesto en el camino correcto», ha remarcado.

Pero ¿qué organismo puede seguir haciendo de nexo entre los sectores sanitarios, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas? La Agencia Española de Salud Pública. Un elemento que, a juicio de Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS, tiene que ir más allá de la Salud Pública y aunar la «Medicina Preventiva y el control de la calidad asistencial». Un organismo (está aprobada su creación en los presupuestos generales del Estado) que debe ser el eje «único» de coordinación de todas las Comunidades Autónomas.

Pero, para toda esa coordinación entre sectores, hace falta una «transformación digital del sistema sanitario». Algo en lo que han coincidido Abarca y Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin.

En su intervención, Alfonsel ha reclamado la importancia de no ver el dinero que se destina a salud como un gasto, sino como una «inversión». «Debemos invertir en nuestro parque tecnológico». Alfonsel ha reclamado una «financiación suficiente y estable» para la sanidad y que la promesa del Gobierno de que el sector va a suponer el 7% sobre el PIB en 2024 se alcance antes.

«Tenemos que impulsar modelos de colaboración público-privada y aportar al sistema todos los recursos técnicos y humanos necesarios para que la atención sea la adecuada. Sin olvidar la formación continuada a los profesionales sanitarios», ha enumerado.

Arturo Criado, subdirector de Invertia; Humberto Arnés, director general de Farmaindustria; Pilar Aparicio, directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad; y Tomás Cobo, presidente de la Organización Médico Colegial.

Arturo Criado, subdirector de Invertia; Humberto Arnés, director general de Farmaindustria; Pilar Aparicio, directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad; y Tomás Cobo, presidente de la Organización Médico Colegial. Esteban Palazuelos / Jesús Umbría

Formación continuada que, precisamente, afectaría a los médicos, quiénes han estado representados por Tomás Cobo, presidente de la Organización Médica Colegial. El anestesista ha denunciado que «el 50% de los profesionales sanitarios tienen un contrato precario» algo que hay que solucionar «lo más rápido posible».

Además, Cobo ha resaltado que para que un médico sea multidisciplinar no debe de tener mucha formación especializada, sino estar formado en competencias transversales, «algo que ha pasado durante la pandemia y que ha sido de gran ayuda».

A modo de ejemplo, el presidente de los médicos ha recordado como sus compañeros internistas (durante las primeras olas de la pandemia) tenían que pasar a Urgencias para hacer triajes. Algo que, sin esa formación continuada y transversal, «no sería posible».

El Ministerio de Sanidad, representado por la directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, ha secundado cada una de las opiniones añadiendo el compromiso, por parte del equipo de Carolina Darias, de mejorar «muchísimo» los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud.

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, ha insistido en que el sistema público de salud es «muy importante» pero, a su vez, tiene «muchos problemas» como, por ejemplo, la gran diferencia que ha vivido el sector farmacéutico cuando las Comunidades Autónomas implantaban medidas dictadas por el Consejo Interterritorial.

Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin; y Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS.

Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin; y Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS. Esteban Palazuelos / Jesús Umbría

«Tenemos que hacer una reflexión entre todos los sectores, porque si algo hemos aprendido es que, cuándo se cuenta con la colaboración de todos, los resultados son un éxito», se ha enorgullecido Aguilar.

Fondos de recuperación

Una de las grandes esperanzas para el sistema sanitario (tanto en su faceta pública como privada) es la inyección de dinero que van a suponer los fondos de recuperación europeos. Dinero que para el sector es una «oportunidad de país» y para el que han pedido una estrategia única.

Humberto Arnés y Pilar Aparicio han coincidido en la necesidad de tener un plan único que cuente con todos los sectores y que, según la directora de Salud Pública, siente sus bases sobre las premisas que se aprobaron en el Congreso de los Diputados hace más de un año.

Desde la perspectiva de Farmaindustria, estos fondos de recuperación se deberían de invertir en investigación biomédica y en «generar incentivos para que la actividad privada promueva empleo e inversiones». Tirando para su terreno, Cobo ha preferido hablar de invertir todo ese dinero en salarios de médicos, puesto que sin su figura, «no hay modelo sanitario, ni Sistema Nacional de Salud».

Con la mirada puesta en el futuro, Juan Abarca se ha negado a dar falsas expectativas a la población y ha preferido hablar de «intentar vivir con el virus pero no con la enfermedad». «Hay que estar preparados para lo peor y hay que tener la guardia alta hasta que no haya vacunas neutralizantes y tratamientos eficientes», ha aconsejado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*