Las farmacias del área de Santiago ya vendieron más de 11.800 pruebas para el covid

Sandra Alonso

El número de clientes que las adquiere bajó desde que la hostelería no las solicita

01 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ante la sospecha de un posible contagio por coronavirus, las farmacias se han convertido en la vía más rápida para comprobarlo. En mayo algunas de ellas comenzaron a abastecerse de kits de saliva (PCR) con los que pueden recoger muestras tomadas por el paciente para su posterior análisis en un laboratorio y envío de resultados por SMS en unos días, aunque desde finales de julio ya se ofrece la alternativa de la prueba de autodiagnóstico (test de antígenos), una alternativa más veloz en la que el propio farmacéutico certifica el resultado de la muestra. Existe a su vez la opción de que el usuario se haga a sí mismo la prueba en su casa, sin certificación.

En Santiago y su área ya se dispensaron un total de 11.839 kits de saliva. De ellos, la mayoría fueron distribuidos en farmacias de Santiago (5.471), Ames (1.499) y Teo (913). En otros municipios, apenas se vendieron. Es el caso de Toques (7) o Boimorto, donde no se realizó ninguna prueba de este tipo. Algunos suministraron varias decenas, como A Baña (84), Dodro (56), Frades (38), Santiso (43), Tordoia (75), Touro (63), Val do Dubra (88) y Vedra (82). Y de las cien unidades pasaron Arzúa (223), Boqueixón (135), Brión (468), Melide (472), Negreira (263), O Pino (113), Ordes (397), Oroso (446), Padrón (224), Rois (139), Santa Comba (384) y Trazo (156).

En la farmacia Labella, en Santiago, no realizan ninguna prueba de detección del covid, pero sí tienen a la venta los test de antígenos para quien quiera hacérselo por sí mismo. Desde principios de agosto despacharon unos 120, según el dueño de la botica, Ignacio Labella. «Sobre todo los piden la gente joven, en la horquilla de 18 a 35 años», explica. Percibe que lo habitual es que se soliciten cuando se va a acudir a un acontecimiento con gran número de personas, como pueden ser las bodas, por prevención. Aunque en los últimos días también nota un aumento del número de clientes que los piden para reincorporarse al trabajo.

La farmacia Gómez-Ulla, situada en Porta Faxeira, tampoco realiza test: «No los hacemos porque no tenemos un espacio habilitado para ello y no queremos ni exponernos a la enfermedad, ni nosotros ni a los clientes. Pero sí los vendemos, aunque limitadamente por falta de stock. Hemos vendido 127 de una unidad y 75 del pack de cinco. Ahora los reclama bastante la gente que viaja. Desde que no se pide para la hostelería la demanda se ha reducido», indica el farmacéutico Martín Rial. Y es que el autotest fue la salvación de muchos, sobre todo jóvenes, para poder tomar algo en los locales de restauración cuando esa prueba era un requisito para demostrar no tener la enfermedad.

Donde sí efectúan pruebas es en la farmacia Rosario Gutiérrez Leboráns. Realizaron 21 test de antígenos -ninguno de ellos con resultado positivo- y autotest vendieron 179. También han llevado a cabo muchos cribados de saliva, aunque no tienen el dato real. Recalcan que la demanda menguó considerablemente en las últimas semanas. En total en la provincia se dispensaron 49.000 kits de saliva y se detectaron 780 positivos, y en la segunda quincena de agosto se realizaron 3.392 tests de autodiagnóstico.




Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*