Los farmacéuticos proponen acceder al historial de pacientes y desarrollar la atención domiciliaria

El Consejo de Colegios Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (COFCAM) ha reclamado que se regulen cuestiones como crear mecanismos de comunicación entre los farmacéuticos y el resto de profesionales sanitarios que atienden a los pacientes, acceder al historial farmacoterapéutico de los mismos, formar parte de actuaciones relacionadas con los servicios sociales o que se desarrolle la atención farmacéutica domiciliaria. Así lo ha propuesto el presidente de este colectivo, Francisco José Izquierdo, tras reunirse con el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, en un encuentro organizado con motivo de la celebración del Día Mundial del Farmacéutico, que tendrá lugar el 25 de septiembre.

Izquierdo ha manifestado que «si algo ha dejado patente» la pandemia de la COVID-19 es que los farmacéuticos han estado «en primera línea» trabajando por sus pacientes y que han «garantizado la continuidad asistencial» en la región y en toda España.

A su juicio, la pandemia ha demostrado que se necesita una mayor calidad asistencial, por lo que ha propuesto «seguir al lado de los pacientes en colaboración del resto de profesionales». «Para ello es fundamental que se dote al farmacéutico de las herramientas para realizar las funciones recogidas, servicios como el seguimiento que están demostrando que arrojan beneficios al paciente y repercuten en hacer más sostenible el sistema sanitario». Para ello, ha continuado, es necesario que se trabaje en posibilitar el acceso por parte de los farmacéuticos al historial farmacoterapéutico del paciente.

Asimismo, ha propuesto que se creen mecanismos de comunicación que «integren al farmacéutico con el resto de profesionales del sistema de salud», con la idea de convertir a los farmacéuticos en «vigías de la salud», aprovechando que son «una de las mayores redes de talento sanitario» y, en muchos casos, «el único profesional presente en muchas poblaciones». En este sentido, ha explicado que los farmacéuticos no quieren «usurpar» las responsabilidades de ningún otro profesional y ha asegurado que cuentan «por completo» con el apoyo de los colegios de médicos.

Un «compromiso» con la sociedad

De igual modo, Izquierdo ha considerado que durante la pandemia han demostrado su «compromiso» con la sociedad, por lo que han planteado la puesta en marcha de una atención farmacéutica domiciliaria y que se les habilite para desplazarse «donde sea necesario» y así llevar sus funciones a los domicilios de los pacientes más vulnerables». Igualmente, se han ofrecido a colaborar con programas en materia de bienestar social. «Es importante seguir trabajando hacia la excelencia de un modelo ya consolidado», ha concluido.

Por su parte, el presidente de las Cortes, Pablo Bellido, ha agradecido a los casi 3.000 profesionales de farmacia de Castilla-La Mancha y a las más de 1.250 farmacias abiertas en la región su «magnífico trabajo, siempre y particularmente en la lucha contra el COVID».

«Si queremos ser más eficaces en el futuro en el sistema sanitario tenemos que contar con esta enorme red desplegada por toda la región, por todas las comarcas y casi todos los municipios, de servicio esencial que no solo garantiza la atención sino que en muchos casos ayuda a la cohesión y vertebración del territorio», ha continuado. Asimismo, ha puesto a disposición de Cofcam el Parlamento autonómico para «extender y hacer posible las reivindicaciones, ideas y propuestas que lanza el sector», para que puedan «tener materialización en políticas públicas y en la faceta normativa y legislativa».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*