La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal dedicado a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal dedicado a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral

Se ha detenido a 3 personas y 14 víctimas han sido liberadas

Las actuaciones se han orientado hacia la protección y asistencia de las víctimas explotadas por los tratantes que integran el grupo criminal, que se aprovechan de la especial vulnerabilidad de estas personas

La cooperación de los empresarios, ajenos a estas prácticas abusivas, ha sido fundamental para el éxito de la investigación y la detención final de los autores

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal dedicado a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral

La Guardia Civil en coordinación con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Burgos, en la denominada operación “Tarator”, han liberado a 14 víctimas que estaban siendo explotadas laboralmente en esa provincia.
La investigación, que continúa abierta, ha permitido la detención de 3 personas por la comisión de delitos de trata de seres humanos con finalidad de explotación laboral. Las personas detenidas son de origen rumano y senegalés, las víctimas de países subsaharianos.

La organización captaba a sus víctimas en las provincias del sur de España, donde viven en asentamientos, valiéndose de su vulnerabilidad (desconocimiento del idioma, escasos recursos económicos, aislamiento social, situación irregular en nuestro país, etc.) Les ofrecían condiciones engañosas y una vez que las trasladaban hasta la provincia de Burgos no las cumplían, hacinándolas en condiciones infrahumanas y reteniéndoles la documentación.

Posteriormente las ponían a trabajar en la vendimia, de forma fraudulenta, sin contratos ni altas en la seguridad social, explotándolas en la recolección y obligándolas a realizar largas jornadas en beneficio de los detenidos, los cuales no entregaban el montante económico pactado con sus víctimas.

Para el éxito de la operación ha sido fundamental la colaboración ofrecida desde la empresa para la que trabajaban las víctimas, la cual desconocía las condiciones a las que estaban sometidas por los tratantes una vez finalizada la jornada laboral, aportando documentación y datos que han resultado esenciales para el desarrollo de la misma.

Las catorce víctimas que han podido ser liberadas e identificadas tienen entre 29 años y 44 años y han sido asistidas y alojadas con la colaboración de las ONGs Cruz Roja, ACCEM y Cruz Blanca, que se han hecho cargo además del asesoramiento legal a las mismas.

Se han llevado a cabo varios registros en los que se han intervenido numerosa documentación personal de las víctimas (documentos de identidad nacionales de su país, así como solicitudes de NIE), libretas de apuntes sobre el trabajo y lo que les pagaban.
La operación “Tarator” ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos.

La trata de seres humanos con fines de explotación laboral

El ámbito agrario es uno de los sectores donde los grupos criminales dedicados a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral ejercen su actividad.
Las diferentes campañas de recolección de productos agrícolas en las explotaciones agropecuarias son especialmente sensibles porque generan una gran demanda de trabajadores temporales concentrada en periodos estacionales.
Las organizaciones de tratantes captan a sus víctimas mediante engaño y se benefician ilícitamente de su trabajo en el campo. Suelen ser personas extranjeras (comunitarias y de terceros países) que se encuentran ya en España o que son captadas directamente en sus países de origen para ser explotadas.

Actuación de la Guardia Civil

La trata de seres humanos, constituye una prioridad para la Guardia Civil y sus capacidades de actuación integral, le convierten en referente internacional en la lucha contra este fenómeno.

Además de trabajar conjuntamente con instituciones y organismos como la ONU, el Consejo de Europa o EUROPOL, asumiendo como especial orientación la consideración de la Trata de Seres Humanos como una de las áreas prioritarias (EMPACT) del Ciclo Político de la Unión Europea, la Guardia Civil colabora también a nivel bilateral con agencias y cuerpos de policía de diferentes países, especialmente con los países de origen o destino (cuando España se considera como país de tránsito).

La Guardia Civil dirige su actuación hacia la protección, asistencia y recuperación de las víctimas, para lo cual trabaja con la imprescindible ayuda de las Instituciones y las organizaciones no gubernamentales (ONG,s) de asistencia social.

Durante el año 2020, la Guardia Civil ha llevado a cabo un total 1254 inspecciones preventivas en lugares donde podrían existir víctimas de explotación laboral o sexual, identificando a 5029 personas. La mayoría de estas inspecciones se realizan en coordinación con la Inspección de trabajo y ONGs especialistas en atención a víctimas de trata. Igualmente, en ese periodo, se han desarrollado 66 investigaciones en las que se ha liberado a un total de 313 víctimas y detenido a 144 personas, por delitos de trata y explotación laboral y sexual.

La Guardia Civil subraya la importancia de la colaboración ciudadana para comunicar y denunciar situaciones de trata. Para ello cuenta con el número de teléfono 062 y con el servicio de alertas app alertcops que permiten ofrecer una repuesta ágil, tanto a víctimas como a denunciantes; así como la cuenta de correo electrónico trata@guardiacivil.es.

Para más información contactar con O.P.C. de Comandancia de Burgos, teléfonos 947-244853, 947-244664 y móviles 639-300526, 669-872112.

separador

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*