El Ayuntamiento planta un olivo, símbolo de la paz, obsequiado por el papa Francisco a la ciudad

En el parque Juan Pablo II, junto a una placa bendecida por Su Santidad

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*