El Departamento de Vivienda y el Ayuntamiento de Azpeitia acuerdan construir 45 apartamentos para jóvenes en el antiguo convento de las Esclavas

  • Es la primera vez que en Euskadi se construyen ADAs en un edificio protegido por sus valores arquitectónicos
  • La promoción contará con un presupuesto de más de 3,5 millones de euros
  • El acceso de los jóvenes a la vivienda es una de las apuestas del departamento que dirige Iñaki Arriola, que tiene en marcha más de doscientos alojamientos dotacionales en Gipuzkoa

 

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, y el alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, han firmado esta mañana  un convenio para la construcción de 45 viviendas de protección destinadas al alquiler en la localidad guipuzcoana.  

El convenio pretende dar respuesta al problema existente en el municipio para el acceso, principalmente de las personas jóvenes, a una vivienda adecuada. En concreto, el  Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco va a construir 45 alojamientos dotacionales (ADAs), cuyo alquiler será gestionado por Alokabide, en un ala del convento de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, cedida gratuitamente por el Ayuntamiento de Azpeitia. Esta operación, además de la respuesta a una demanda social, supondrá la restauración del antiguo convento y la protección del patrimonio cultural de la localidad.  Se trata de la primera vez en Euskadi que este tipo de apartamentos para jóvenes se construye en un edificio preexistente, que además está en proceso de ser declarado monumento por sus valores arquitectónicos.

A lo largo de 2018 se va a redactar el proyecto constructivo y se prevé que se pueda iniciar la obra en 2019. El presupuesto para la edificación asciende a más de 3,5 millones de euros. 

Para la adjudicación de estas viviendas se seguirán las condiciones y requisitos de acceso establecidos en la normativa de Euskadi.  El plazo máximo previsto de alquiler de los ADAs es de cinco años, ya que su propósito no es que los jóvenes adjudicatarios se queden de forma indefinida en estos apartamentos, sino que en ese tiempo puedan encontrar una vivienda más definitiva para vivir en familia, ya sea en propiedad o en alquiler.  Y que el apartamento que han dejado libre pueda ocuparlo otra u otro joven.

Actualmente hay 386 personas en las listas de Etxebide solicitantes de una vivienda en Azpeitia. La mayoría de ellas, 306,  demandan una vivienda en alquiler. En este sentido, el consejero Arriola ha puesto en valor la colaboración institucional para dar respuesta a una de las demandas sociales más acuciantes, el acceso de todas las personas a una vivienda digna. Una necesidad que, según ha afirmado, “se siente de forma especial entre la juventud, que nos reclama tener acceso a una vivienda adecuada a sus necesidades y recursos para emanciparse y emprender un proyecto de vida propio”.

El acceso de los jóvenes a la vivienda es una de las principales apuestas del departamento que dirige Iñaki Arriola que con esta promoción suma más de doscientos alojamientos dotacionales en marcha en Gipuzkoa.