La Junta exige al Estado que suprima el peaje en la AP-4 en el trazado completo y de forma inmediata y definitiva

Intervencion consejero Parlamento

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha exigido hoy al Gobierno de España que suprima el peaje de la AP-4, autopista Sevilla-Cádiz, “al completo, desde ya, de manera inmediata y definitiva”, en nombre de “la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, pues, según ha añadido, “lo que es bueno para Galicia debe ser bueno para Andalucía y no se puede tratar de manera discriminatoria a nuestra comunidad en relación a la supresión de peajes".
 
Durante su comparecencia en el Pleno del Parlamento, López ha informado de que el Consejo de Ministros del 28 de julio de 2017 decidió asumir en exclusiva, hasta 2048, el coste íntegro asociado al peaje de los tramos Vigo-Morrazo y A Barcal-A Coruña de la AP-9, principal eje de comunicación de Galicia y de conexión con el norte de Portugal y que hasta ahora venían asumiendo desde 2006 la Xunta de Galicia y el Gobierno Central. “De esta forma, el Estado ha asumido íntegramente las retribuciones a la concesionaria en Galicia, ahorrándole a la Xunta el desembolso de alrededor de 200 millones de euros”, ha aclarado el consejero, que ha añadido que “para colmo” recientemente el Estado ha anunciado un aumento del precio del peaje de la autopista Sevilla-Cádiz, “es decir, “que se discrimina a Andalucía” y ha confiado en que esas decisiones no respondan al sentido del voto en Andalucía y a que Rajoy sea de Galicia.
 
Felipe López ha recordado que “lo que le exigimos al Gobierno es razonable y justificado y no es más que lo que viene haciendo la Junta de Andalucía, sin corresponderle, desde 2005 y que nos lleva costados 100 millones de euros”, cifra que aumentará hasta los 126,3 millones al finalizar 2019. “El Gobierno andaluz ha actuado porque es consciente de este agravio hacia las provincias de Sevilla y Cádiz, ha subrayado el consejero, que ha hecho hincapié en la situación económica de Cádiz, “una provincia en la que el impacto de la crisis se ha traducido en un fuerte retroceso en términos de producción, renta y empleo”. Entre 2008 y 2016, el PIB de Cádiz cayó un 6%, el número de empresas bajó un 12,2% y el empleo subió un 15,3%.
 
Esta situación ha motivado la “imperiosa necesidad” de articular una iniciativa de impulso económico, la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de Cádiz, que aúna las fuerzas y fondos de todas las administraciones europeas, estatales y autonómicas “y que permitirá que la provincia gaditana tenga un trato especial y prioritario en la gestión combinada de los principales fondos europeos para que hagan de palanca del modelo productivo”. 

En este contexto “se entiende aún menos” la negativa del Gobierno a liberar inmediatamente el peaje del tramo Puerto Real – Jerez de la Frontera, “que genera efectos muy negativos en la economía provincial”. Además, resulta que la provincia está doblemente castigada por el abandono por parte del Estado también de la conexión ferroviaria entre Algeciras-Bobadilla, fundamental para el desarrollo y el empleo y para el futuro del puerto de Algeciras y el transporte de mercancías, ha aseverado.
 
En paralelo a esta exigencia prioriatria planteada desde el inicio de la legislatura al Gobierno de España, Felipe López ha destacado que los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía están estudiando la posibilidad de recurrir la última prórroga de la concesión de la autopista realizada por Real Decreto Ley en 1997 y que hace que la duración completa de la concesión sea de 50 años.
 
Según López, “si hay argumentos y fundamentos jurídicos sólidos, plantearemos ese recurso y solicitaremos la liberación del peaje y la devolución a la Junta de Andalucía de las cantidades aportadas desde 2005”.