La mujer de la RAE que resuelve tus dudas en Twitter no se sienta en un sillón