Sánchez Haro pide al Gobierno central que complemente con fondos propios las ayudas de la Junta al sector de la chirla

Sánchez Haro durante su intervención en el Parlamento.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reclamado al Gobierno central que respalde al sector de la chirla complementando económicamente las ayudas que va a aportar su departamento, tanto para armadores como para marineros, tras el cierre del caladero del Golfo de Cádiz. Esta es la mejor manera, ha indicado, de demostrar el apoyo a un colectivo que está atravesando dificultades y que necesita el respaldo de todas las administraciones.

Sánchez Haro ha recordado en este sentido el compromiso de la Junta de Andalucía con el sector de la chirla para "garantizar su sostenibilidad desde el punto de vista ambiental, social y económica". Durante su intervención en Parlamento, el titular de Pesca andaluz ha destacado el esfuerzo que está realizando su Departamento para dotar de ayudas autonómicas a las embarcaciones afectadas por el cierre del caladero del Golfo de Cádiz. En esta línea, ha subrayado que se está ultimando la orden de medidas de apoyo, que contempla una cantidad fija por mes natural completo de 500 euros por barco y 400 euros por tripulante.

El consejero, que ha recordado que el montante de estos incentivos procede de financiación autonómica y se otorgan según las condiciones de la legislación vigente, ha insistido en que "se prolongará mientras dure el cierre del caladero, hasta que la regeneración de la chirla garantice la sostenibilidad de la actividad". Por ello, y ante el esfuerzo que supone para la Administración autonómica, ha animado al Gobierno central a que "se sume a nuestra iniciativa y complemente estos incentivos, al igual que se está haciendo en Gibraltar".

Asimismo, ha destacado que "desde el primer momento me he reunido con el sector" para informarle de la grave situación del caladero y de las iniciativas que se han puesto en marcha para su recuperación. "Todas las decisiones se han consensuado con el sector", ha reiterado.

Sánchez Haro ha vuelto a insistir en que las medidas de gestión acordadas para el caladero de la chirla han sido "respaldadas por el Instituto Español de Oceanografía (IEO). El propio cierre es una medida prevista y tratada con el sector y el Instituto, con quienes me reuní antes del cierre para abordar las medidas a impulsar porque es una labor de todos". Asimismo, ha reiterado que el IEO seguirá realizando un seguimiento del caladero, con el imprescindible compromiso del sector, que continuará participando en la toma de muestras.

El número de embarcaciones de draga hidráulica que capturan chirla en el caladero del Golfo de Cádiz asciende a 96, con un total de 191 tripulantes.