Una operación hispano-francesa culmina con la detención de un presunto yihadista vinculado con el atentado frustrado del tren de París